23-06-2019 / 12:20 h EFE

El Balonmano Benidorm ha cambiado su modelo de fichajes para la temporada 2019-20, ya que en a diferencia de otras ocasiones ha formado de forma mayoritaria jóvenes españoles de gran futuro en lugar de jugadores extranjeros o con gran experiencia en la competición.

El equipo benidormense, que será entrenado de nuevo por Fernando Latorre, ha realizado hasta la fecha siete incorporaciones, de las que cinco son jugadores españoles que han destacado en las categorías y selecciones inferiores del balonmano español.

El extremo izquierdo Mario Dorado Pérez, de 20 años, es internacional y tendrá la oportunidad de vivir su primera experiencia en la Asobal, como el portero Roberto Rodríguez, todavía en edad juvenil.

Pepe Oliver y Josep Folqués, campeones de Europa y del Mundo con la selección júnior, también tendrán de consolidarse en la máxima competición tras un paso efímero por ella hace varias temporadas y foguearse en los últimos años en la División de Honor.

El central Borja Méndez, de 23 años, también ha sido internacional con la selección española en categorías inferiores, aunque a diferencia de sus compañeros llega a la entidad con experiencia en la Asobal tras militar la pasada temporada en el Anaitasuna.

Las excepciones en la política de fichajes son el brasileño Raúl Nantes y Adrián Nolasco, quienes cuentan con una dilatada trayectoria en Asobal.

En los últimos años, la apuesta del Benidorm para reforzar su plantilla pasaba por el mercado extranjero, como en los casos del italiano Gianluca Dapiran, el ruso Mikhail Revin, el brasileño Leonardo Vial o el sueco Victor Skilhammar, o españoles con una trayectoria amplia, como Álvaro Cabanas y Gonzalo Porras.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD