23-06-2019 / 10:40 h EFE

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) ha desestimado el recurso presentado por una trabajadora contra la sentencia de un juzgado que declaró procedente su despido, acordado tras negarse a pasar de prestar servicios como operaria de fotodepilación a comercial y haberse amortizado su puesto laboral.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, indica que el juzgado de lo social de Murcia al que correspondió su demanda declaró probado que la despedida comenzó a desarrollar su trabajo en la empresa en 2009 y que estuvo en situación de baja entre el 23 de noviembre de 2016 y el 14 de diciembre del mismo año.

Al reincorporarse a su puesto, la empresa le entregó un escrito en el que se le notificaba la imposición de una sanción por motivos que no se explican en la sentencia y sobre la que se consiguió un acuerdo conciliatorio.

Tras cumplir la sanción, la ahora apelante volvió a su puesto y dos semanas más tarde se le notificó la necesidad de amortizarlo, proponiéndole pasar a otro en el que desarrollaría labores de comercial, negándose aquella a recibir la carta, por lo que se tuvo que acudir a dos testigos.

Ante la actitud de la empleada, la empresa acordó el despido, que fue calificado de procedente por el juzgado en la sentencia que ahora se ve respaldada por el TSJRM.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD