18-06-2019 / 18:00 h EFE

Varias playas del Algarve (sur de Portugal) amanecieron teñidas de negro ante el estupor de los bañistas, debido a la alta densidad de algas tóxicas, lo que ha provocado que los ayuntamientos de Faro y Loulé prohibiesen el baño, dijo hoy a Efe una portavoz del consistorio de Faro.

Ante el desconcierto de los turistas, muy numerosos en esta zona, las aguas se encuentran teñidas de negro, con una mancha oscura que se extiende varios metros mar adentro.

El origen de ello es la proliferación de los denominados dinoflagelados, un tipo de alga que también vive en agua dulce y que, según apuntó la Agencia Portuguesa de Ambiente en un comunicado oficial, son "potencialmente peligrosas para la salud pública".

Estos dinoflagelados pueden causar irritación en contacto con la piel, además de severos cuadros de gastroenteritis en caso de ingestión de aguas contaminadas.

Además, en los casos más graves, estas algas pueden contaminar el área, provocando dificultades respiratorias e incluso llegar a afectar el sistema nervioso.

Por estas razones también se ha desaconsejado a los profesionales de la zona pescar en las aguas próximas a las playas entre Ilha do Farol y Vilamoura.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD