18-06-2019 / 17:00 h EFE

Un nuevo algoritmo predice el 100% de los pacientes con depresión que van a responder al electroshock, gracias a un estudio que define la localización cerebral más eficaz para aplicar estos tratamientos.

El estudio, realizado por el CIBER de Salud Mental (CIBERSAM), del grupo de Tomás Palomo en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense, ha sido publicado en la prestigiosa revista Nature.

Para las personas con depresión resistentes al tratamiento las terapias convulsivas constituyen un referente, aunque su mecanismo de acción es actualmente desconocido, explica la Universidad Complutense de Madrid (UCM) en un comunicado.

El equipo de científicos ha evaluado la conectividad funcional en estado de reposo antes y después del tratamiento convulsivo, estableciendo un algoritmo que consigue predecir el 100% de pacientes que responden o no a la terapia.

La investigadora Marta Moreno-Ortega, en colaboración con los doctores Javitt y Kangarlu de la Universidad de Columbia en Nueva York, han estudiado diferentes zonas cerebrales en pacientes deprimidos y pacientes control, centrándose en "la corteza frontal, límbicas y la red por defecto antes y después del tratamiento".

Con la simple inclusión en el algoritmo de medidas basales de conectividad de la corteza visual y conectividad intrínseca visual, este consigue "predecir el 100% de pacientes respondedores y pacientes no-respondedores al tratamiento", explica la UCM.

Teniendo en cuenta que el porcentaje de no-respondedores al electroshock en la depresión resistente puede llegar hasta el 50%, este modelo tiene "una gran importancia sanitaria al permitir evitar tratamientos anticonvulsivos innecesarios".

Estos datos demuestran además, que "la inclusión de la zona visual es importante para el conocimiento de la fisiopatología de la depresión resistente, y de la respuesta terapéutica".

Además, el estudio identifica una zona cerebral que habitualmente no se tiene cuenta en los tratamientos de estimulación cerebral.

La importancia de estos hallazgos es doble: por un lado permite tratar con terapia electroconvulsiva sólo a los pacientes que van a responder a la misma y, por otro, permite definir qué localización cerebral debe tenerse en cuenta para otros tratamientos no invasivos como la estimulación magnética transcraneal (TMS) guiada.

Fruto de estos estudios es la patente 'An integrated system to predict response to ECT based upon brain functional connectivity patterns, as determined by fMRI', de la que son titulares Marta Moreno y Daniel Javitt de la Universidad de Columbia.

La investigadora de CIBERSAM, Marta Moreno-Ortega, tiene una clínica en Nueva York con el Dr A. Kangarlu, para el tratamiento de la depresión con TMS basado en la geolocalización mediante resonancia magnética funcional de estas zonas, como diana de la estimulación magnética utilizando una bobina electromagnética colocada en el cuero cabelludo.

El objetivo es recoger experiencia en los próximos meses con la perspectiva de poder desarrollarlo también en España, previsiblemente en 2020, con miembros de grupos del CIBERSAM interesados en el estudio y aplicación de estos tratamientos.

El Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) está integrado por grupos científicos de varias comunidades autónomas, seleccionados entre los de mayor productividad investigadora de España.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD