18-06-2019 / 12:00 h EFE

Los nombres no oficiales de las leyes, como la "nueva ley hipotecaria", se escriben con minúsculas iniciales por no tratarse de la denominación oficial, señala la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA.

Cuando se aprueba una ley, un anteproyecto o simplemente se está debatiendo en el Parlamento, los medios de comunicación suelen referirse a ella con nombres que las identifican, pero que no son los oficiales, como “nueva ley hipotecaria”, “ley antitabaco” o “ley de puntos”. Lo adecuado es escribir estas denominaciones con las iniciales en minúscula, según indica la Ortografía académica.

De este modo, se escribe “nueva ley hipotecaria”, con minúsculas por ser el nombre popular, pero “Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Hipotecario”, con mayúsculas por ser el oficial.

Estos nombres populares de las leyes también pueden formarse aludiendo a la persona que las ha promovido, como la “ley Sinde”, en relación, por ejemplo, con el proyecto de ley sobre descargas de internet y en alusión al apellido de la exministra de Cultura que la aprobó, Ángeles González-Sinde. En estos casos, lo aconsejable, al ser el nombre no oficial, es escribirlas siempre con iniciales minúsculas, sin comillas y en redonda, manteniendo la mayúscula solo en el nombre propio: “ley Sinde”.

La Fundéu BBVA (www.fundeu.es), que trabaja asesorada por la Real Academia Española y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture y Prodigioso Volcán.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD