15-06-2019 / 20:50 h EFE

Cerca de un centenar de organizaciones, sindicatos y asociaciones argelinas se reunieron este sábado en la capital para fijar una "hoja de ruta" en busca de una salida a la actual crisis política y en la que defendieron un periodo de transición de seis meses a un año.

Esa transición deberá estar supervisada por una instancia presidencial o personalidad "consensuada" para organizar las elecciones presidenciales, suspendidas un mes antes de su celebración.

Los participantes de esta conferencia nacional apostaron por la "aceleración de una transición democrática fluida, conforme a un proceso electoral que concretice la ruptura con el sistema de tiranía y corrupción y garantice la creación de instituciones legítimas y creíbles".

Asimismo propusieron la formación de un gobierno "de competencias nacionales" que represente a los diferentes actores de la sociedad y la creación de una instancia independiente encargada de supervisar la organización del sufragio y ofrecer los resultados.

Por otro lado, las organizaciones insistieron en que la clave del éxito dependerá del "clima general de respeto a los derechos y libertades colectivas e individuales" con el fin de "restablecer la confianza en la ciudadanía y garantizar su participación efectiva en este proceso nacional histórico".

Desde el pasado 22 de febrero un movimiento inédito de protestas populares sacuden el país magrebí en rechazo a la celebración de los comicios presidenciales- suspendidos en dos ocasiones y sin nueva fecha fija- estimando que el futuro dirigente será elegido por gente cercana al círculo del presidente dimisionario Abdelaziz Bouteflika.

Tras su dimisión forzada a principios de abril, Abdelkader Bensalah fue designado primer jefe de Estado interino y, según la constitución, dispondrá de 90 días para convocar al cuerpo electoral. Este período llegará a su fin el próximo 8 de julio, lo que dejará al país en un periodo de incertidumbre política y jurídica.

Un mes antes de la cita electoral, ésta fue suspendida por el Consejo Constitucional por falta de candidatos serios.

Ayer decenas de miles de manifestantes volvieron a salir a la calle en las principales ciudades del país por decimoséptimo viernes consecutivo pese a las últimas sentencias de la justicia argelina contra ex altos responsables políticos para reclamar la salida de los símbolos del antiguo régimen.

En apenas 48 horas, el Tribunal Supremo dictó prisión preventiva contra dos ex primeros ministros, Ahmed Ouyahia y Abdelmalek Sellal, y contra el exministro de Comercio Amara Benyounes por un supuesto caso de corrupción ligado al círculo de poder del expresidente.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD