12-06-2019 / 22:21 h EFE

El número de mexicanos que entran en Estados Unidos ilegalmente ha ido disminuyendo durante la última década, de manera que ya no constituyen el mayor grupo entre los indocumentados, según un estudio del Centro Pew de Investigaciones publicado hoy.

El documento indica que una proporción cada vez mayor de inmigrantes indocumentados no responden a personas que cruzan ilegalmente la frontera, sino que llegan con visas legales y se quedan en el país más allá de la fecha autorizada.

"Estas probables permanencias más allá de los plazos conforman una gran mayoría de las entradas de indocumentados desde 2010", asegura.

De acuerdo con los cálculos de Pew, en 2017 había en Estados Unidos más de 45 millones de personas nacidas en otros países, de las que 12,3 millones eran residentes legales, 20,7 millones se habían hecho ciudadanos estadounidenses, 10,5 millones eran indocumentados y 2,2 millones estaban con visas temporales.

Aunque el Gobierno de Donald Trump, sostiene que los indocumentados quitan empleos a los estadounidenses, la investigación encontró que la proporción de los inmigrantes sin papeles en la fuerza laboral alcanzó un máximo del 8,2 por ciento en 2007 y diez años después había caído al 7,6 por ciento.

"La disminución de los inmigrantes nacidos en México fue el mayor factor en la reducción general de la población indocumentada en EE.UU., que en 2017 estaba 1,7 millones por debajo del máximo de 12,2 millones que alcanzó en 2007", afirma el estudio.

La cifra de indocumentados mexicanos en el país disminuyó porque en los últimos diez años fueron más los que salieron del país que los que entraron.

Aunque los mexicanos siguen representando el porcentaje más alto entre todos los inmigrantes indocumentados, el 47 % que supuso del total de esta población en 2017 estuvo por primera vez desde 1965 por debajo de la línea del 50 por ciento.

Pew, que sustenta sus conclusiones en cifras del Gobierno federal de Estados Unidos, señala que "el número de inmigrantes mexicanos no autorizados ha bajado en 2 millones desde el pico de 6,9 millones en 2007, y en 2007 fue el más bajo de cualquier año desde 2001".

"Igualmente, el número de detenciones de mexicanos en la frontera de EE.UU. ha disminuido a lo largo de la década y las capturas de no mexicanos fueron más numerosas que las de mexicanos en los últimos tres años fiscales", continúa.

La reducción en la inmigración indocumentada desde México ha estado acompañada de crecientes flujos de migración desde Asia y América Central, al tiempo que ha bajado la inmigración desde América del Sur, Europa y Canadá.

El estudio detectó un aumento de la población de inmigrantes indocumentados en la última década en los estados de Luisiana, Maryland, Massachusetts, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

En el mismo período se redujo la cifra de indocumentados en California, Florida, Illinois, Nueva Jersey, Nueva York, Arizona, Colorado, Georgia, Michigan, Nevada, Nuevo México y Oregón.

En 2007, el 52 % de los indocumentados provino de México, comparado con apenas el 20 % de 2017.

En el mismo período, la migración desde El Salvador, Honduras y Guatemala creció del 11 % al 17 %, la de Asia subió del 13 al 23 %, y la procedente de otros países pasó del 24 al 40 %, según el estudio de Pew.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD