09-06-2019 / 19:09 h EFE

Las unidades de cuidados intensivos (UCI) evolucionan para ser cada vez más precisas, tecnológicas y con tratamientos específicos de cada paciente, ha informado la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) que abordará "La UCI del futuro" en su asamblea en Palma.

La entidad ha recordado en un comunicado, con motivo de la inauguración del Congreso Nacional de SEMICYUC y el Congreso de la Sociedad Española de Enfermería Intensiva (SEEIUC) que se celebra en Palma, que las UCI son el espacio de los hospitales que acoge al paciente en un estado de salud crítico, en un momento en el que se debate entre la vida y la muerte, en la mayoría de los casos.

La SEMICYUC ha señalado que, afortunadamente, cada vez son más los pacientes que sobreviven a su estancia en las UCI y un porcentaje significativo se convertirán en pacientes crónicos.

Desde la creación de la primera unidad en España, en 1966, la medicina intensiva ha mejorado en calidad asistencial y en la implementación de protocolos y maquinaria para atender al paciente crítico.

En la actualidad constituyen "lugares donde la eficiencia médica confluye con la innovación y la inteligencia artificial".

El vicepresidente de SEMICYUC, Ricard Ferrer, ha explicado que el diagnóstico mejora mediante la información de diferentes proveedores como sistemas de monitorización y laboratorio, "datos que ahora pueden integrase y presentarse en forma de información útil para la toma de decisiones".

Las UCI cada vez disponen de más capacidad de conectar todos los dispositivos a sistemas de información, de almacenar estos datos y realizar análisis que permitan tomar decisiones más ágiles y correctas, incluyendo el "big data".

La incorporación de inteligencia artificial se encuentra en una fase inicial. Los datos que se recogen en las UCI alimentarán estos sistemas que tienen capacidad de aprender solos.

También se trabaja en el buen uso de las alarmas. "Las UCI del futuro deberían ser capaces de limitar el número de alarmas mediante el filtrado de aquellas que son innecesarias y llevarlas al punto donde el profesional se encuentra, idealmente alejado del paciente para no generarle molestia. También esto evitaría la fatiga de alarmas en el profesional", apunta al respecto el vicepresidente de la SEMICYUC.

Las UCI actuales trabajan con una medicina de precisión y son cada vez más específicas en el tratamiento de cada patología y la personalizan en función del paciente.

Evoluciona además hacia una automatización del soporte del paciente crítico que trabajará en favor de la calidad asistencial, ya que, según Ferrer Roca, "aunque actualmente no está automatizada, es posible que en el futuro la dosis de algunos fármacos endovenosos se ajusten automáticamente a las necesidades del paciente".

"Ya existen respiradores que ajustan la terapia según las necesidades del paciente y es una evolución que veremos en otros equipamientos", ha añadido.

Ferrer ha puntualizado que "lo que no va a cambiar en el futuro son los profesionales de la UCI, que van a estar al lado del paciente dándole la mejor atención médica y humana. Probablemente dispondrán de más tiempo para estas actividades, pero la tecnología al servicio de la medicina intensiva, no anulará la calidad del médico intensivista, simplemente ayudará a mejorarla".

Durante el LIV Congreso Nacional de la SEMICYUC se abordará la UCI del futuro como un camino que ya se ha comenzado a andar, y se analizará todo el trabajo que queda por delante para ofrecer al paciente crítico una unidad de cuidados intensivos más eficiente.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD