08-06-2019 / 19:59 h EFE

Los kazajos se debaten en las elecciones del domingo entre el voto de confianza al presidente interino, Kasim-Yomart Tokáyev, y el deseo de cambio debido a la renuncia en marzo del padre de la nación, Nursultán Nazarbáyev, tras 30 años de poder incontestable.

En un intento de satisfacer a unos y a otros, Tokáyev dejó bien claro durante la campaña que seguirá la senda marcada por "Elbasi" (el líder de la nación), pero también que introducirá reformas que afectarán "a todo el sistema estatal".

Y es que, mientras los oligarcas y los inversores quieren estabilidad y continuismo, parte de la población demanda cambios en forma de más libertades políticas y una mayor justicia social.

No obstante, los analistas descartan que, pese a las tensiones sociales de los últimos meses, en caso de victoria, Tokáyev vaya a apostar por una terapia de choque que puediera traer consigo protestas sociales.

Tokáyev, estrecho aliado de Nazarbáyev desde la independencia y que ascendió en marzo a la presidencia tras varios años de larga espera, encabeza los sondeos de opinión, muy por delante del resto de candidatos.

Podía haberse afianzado en el poder sin necesidad de elecciones, pero optó por convocar presidenciales para ganar legitimidad a ojos de sus conciudadanos y, lo que es aún más importante, de la comunidad internacional.

Y es que uno de los principales méritos de Nazarbáyev fue lograr un equilibrio aparentemente imposible entre Occidente y sus dos poderosos vecinos, Rusia y China, todos interesados en los ingentes recursos naturales del país y que están a la espera del resultado electoral.

Tokáyev será el encargado de dirigir la transición política y económica y de definir cuanto antes unas claras reglas de juego para los inversores, ya que de ello dependerá la reducción de la dependencia del país de las exportaciones de hidrocarburos.

Ésta es la primera vez en toda la historia de la mayor república centroasiática que Nazarbáyev no presenta su candidatura. Lo hizo en 1991, coincidiendo con la desintegración de la Unión Soviética, y otras cuatro veces más, en 1999, 2005, 2011 y 2015.

Además, nunca había habido tantos candidatos -siete-, entre los que figura el primer opositor que participa en unas presidenciales en 14 años, Amirzhan Kasónov.

"Estos cambios serán buenos para el futuro político de Kazajistán, ya que en los años anteriores las elecciones presidenciales transcurrían prácticamente sin alternativa debido a la presencia de un candidato tan fuerte como Nazarbáyev", comentó el politólogo Talgat Kalíev.

Kasónov es el único candidato que puede hacerle sombra al actual presidente y candidato oficialista, aunque sea solo por el hecho de postular su candidatura, ya que el resto de la oposición decidió boicotear los comicios.

Pocos recuerdan que entre 1994 y 1997 fue portavoz gubernamental, pero desde entonces es parte de la oposición democrática, lo que le ha costado no pocos disgustos, incluidas una brutal agresión y varias condenas administrativas por mítines no autorizados.

El tercer candidato en discordia es la que ha acaparado más titulares en las últimas semanas, Daniya Yespáyeva, ya que es la primera mujer que opta a la presidencia en la historia de la democracia en Asia Central, cuyos cinco países son musulmanes y ultraconservadores.

"En lo que se refiere a las opciones de Yespáyeva, contra ella puede jugar la mentalidad oriental de que un país debe ser presidido por un hombre. Por ello, Kosánov tiene más posibilidades de lograr el segundo lugar", comentó Kalíev.

Tokáyev ha prometido que las elecciones serán libres y el resto de candidatos esperan que cumpla su promesa y no recurra ni al recurso administrativo ni se beneficie de falsificaciones masivas.

Sea como sea, las autoridades pondrán en marcha un fuerte dispositivo policial para garantizar la seguridad durante la jornada electoral y han advertido de que reprimirán cualquier intento de convocar protestas durante o después de la votación.

Y es que el banquero Mujtar Abliázov, que huyó a Francia y es reclamado por la Justicia, ha vuelto a llamar a los kazajos a través de las redes sociales a salir a protestar.

Unos 12 millones de kazajos podrán ejercer el domingo su derecho al voto en los casi 10.000 colegios electorales desperdigados por este vasto país, el noveno del mundo en superficie.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD