07-06-2019 / 15:29 h EFE

El mes de mayo fue frío o muy frío y normal o seco, con temperaturas por debajo de la media mientras que el viento recorrió 10.172 kilómetros, muy por encima de la media, lo que convierte este registro en el segundo más alto de mayo de los últimos veinte años.

Según el avance climatológico difundido por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la temperatura más baja se registró el día 5 en Alto Campoo con -3,8ºC, y la máxima, que superó los 31ºC, el día 31 en Tama (Cillorigo de Liébana).

Mayo fue frío en Liébana, valles occidentales y en las comarcas del Ebro, y muy frío en todo el litoral y en la mitad oriental de la región.

Durante este mes las precipitaciones fueron relativamente frecuentes, pero la cantidad total recogida resultó muy pequeña.

En mayo hubo 18 días de lluvia en Soba-Alto Miera, 16 en Castro Urdiales y 11 en Terán y Nestares, aunque se recogió un 25 por ciento menos de la cantidad esperada.

El primer episodio de mayor acumulación se produjo el día 9, donde la cantidad no llegó a los 10 litros por metro cuadrado, mientras que el segundo episodio, que vino acompañado de una bajada notable de las temperaturas y dejó nevadas en zonas de alta montaña, acumuló cerca de 50 litros por metro cuadrado de lluvia en algunas estaciones.

El mes de mayo fue seco o muy seco en la mitad occidental de la región y normal en el resto, salvo la cabecera de los valles pasiegos, donde resultó húmedo.

La insolación estuvo ligeramente por encima de los valores normales en el litoral, mientras que en los valles cantábricos se ha mantenido igual o por debajo.

En el Aeropuerto de Santander brilló el sol durante 196 horas, un 14 por ciento más de lo normal en esta época.

No se detectaron descargas procedentes de rayos sobre la región, lo que hace el pasado mes de mayo el de menor actividad tormentosa desde el año 2000.

El mes comenzó con altas presiones sobre el Atlántico Norte que pronto dejaron paso a sucesivas borrascas con circulación zonal.

En la segunda decena se implantó de nuevo el anticiclón, centrado sobre las Islas Británicas, pero fue pronto desplazado por la formación de otra borrasca sobre la Península Ibérica, que se desplazó hacia el norte y favoreció la invasión de aire polar al final de la segunda decena.

Después el anticiclón se desplazó desde las islas Azores hasta estabilizar su núcleo al norte del Cantábrico.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD