06-06-2019 / 17:09 h EFE

El psicólogo que abusó de dos menores en Ciudad Real cuando estas acudieron a su consulta para ser atendidas de distintos problemas, ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Ciudad Real a 17 años y medio de cárcel.

Según la sentencia hecha pública este jueves por la Audiencia Provincial de Ciudad Real, el acusado ha sido considerado culpable de un delito continuado de abuso sexual en el caso de una de las menores y un delito continuado de abuso sexual a menor de dieciséis años, con abuso de superioridad, en el caso de la otra menor.

La sentencia, además, establece medidas preventivas para que el acusado no pueda acercarse a las víctimas ni a sus domicilios, centro escolares o cualquier otro lugar frecuentado por ellas.

Así mismo, le inhabilita para ejercer la profesión de psicólogo durante 12 años y cualquier otra profesión u oficio, retribuido o no, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad, durante un periodo de 27 años.

Igualmente, estará obligado a indemnizar a los padres de las menores en la cantidad de 50.000 euros, a cada una de ellas, en concepto de daño moral.

Según la sentencia ha quedado demostrado que el acusado abusó de dos menores, una de 12 años y otra de 7, que habían acudido a su consulta a recibir asistencia psicológica por distintos problemas.

En el primero de los casos, se considera probado que el acusado, a partir del mes de julio de 2016, trató a la menor, que por aquel entonces tenía 12 años, de un problema de déficit de atención y le obligaba a acudir a sesiones de consulta semanales.

Las consultas consistían en entrevistarse, en primer lugar, con la madre de la niña y, acto seguido, en su despacho, permanecía durante una hora a solas con la niña aplicándole técnicas de relajación e inducción a la hipnosis, sin conocimiento ni consentimiento de su progenitora, supuestamente, dirigidas a mejorar la concentración, autocontrol y autoestima de la niña.

Cuando obtuvo la confianza como terapeuta de la madre y la niña, recoge la sentencia, aprovechó las ocasiones en las que se quedaba a solas con la niña -aproximadamente ocho sesiones- para satisfacer sus deseos sexuales, amparado en el estado de somnolencia en que quedaba la menor.

Así, según la sentencia, el psicólogo realizó tocamientos a la menor, conminándola posteriormente a que mantuviese en secreto lo sucedido y no se lo contara a su madre, llegando a efectuarle regalos como un teclado o una visita a un centro de recuperación de animales.

El psicólogo procesado también trató a otra menor de 7 años desde el mes de mayo de 2016, que presentaba problemas conductuales en el ámbito escolar y con la que actuó de la misma forma: una vez que se ganó su confianza y la de sus progenitores, procedió a abusar de ella en dos ocasiones en el mes de noviembre.

A pesar de que le pidió a la menor que no contara lo sucedido, ésta, debido al fuerte impacto emocional que sufrió por estos hechos, dio a conocer a sus padres esa misma noche lo sucedido, a raíz de lo cual requirió tratamiento psicológico por un trastorno ansioso-depresivo y tuvo que ser derivada a la consulta de Psiquiatría de la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil.

Se da la circunstancia que hace dos día este psicólogo se sentó de nuevo en el banquillo de los acusados para ser juzgado por un delito similar, para el que la fiscalía pide otros cinco años de prisión.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD