06-06-2019 / 16:49 h EFE

La Audiencia Nacional investiga a la compañía farmacéutica Johnson&Johnson por comercializar prótesis de cadera defectuosas que han sido implantadas en varios países, entre ellos España, donde hay 1.471 afectados -340 de ellos en la Comunitat Valenciana-, 40.000 en Europa y 93.000 en todo el mundo.

Las prótesis, que dejaron de implantarse hace nueve años por riesgo para la salud de los enfermos, se distribuyeron en 70 hospitales, prácticamente en toda España, ha asegurado a EFE el abogado de los demandantes españoles, Emilio Ortiz.

Fuentes de la Conselleria de Sanidad han informado a EFE de que la alerta del producto ASR de la compañía Johnson&Johnson "se produjo en septiembre de 2010, y se actuó remitiendo a los centros afectados los 340 casos registrados en el sistema público de la Comunitat Valenciana, como es habitual en este tipo de alertas".

La querella criminal que dio origen al acaso se presentó en julio de 2017 ante la Audiencia Nacional por un grupo de 64 afectados y en mayo el Juzgado Central de Instrucción número 6 levantó el secreto de la investigación, lo que ha posibilitado que el caso salga a la luz.

En Estados Unidos y Australia las prótesis, denominadas ASR y comercializadas a través de la filial Depuy, se retiraron en 2009 y un año y medio después en Europa, en este caso, una retirada voluntaria de la compañía.

El letrado ha indicado que hasta 2017 existía un protocolo por el cual la compañía se hacía cargo de los gastos de la retirada de las prótesis, pero a partir de ese momento "se cerró en banda y ha dejado a gente con el implante que está perdiendo la pierna".

Algunas de esas personas, en lista de espera en los hospitales, "se encuentran postradas en el sofá, con fuertes dolores y con morfina", ha asegurado.

Los pacientes españoles llevan más de ocho años litigando en la jurisdicción civil con sentencias a favor y en contra, a pesar de que los demandantes presentaron pruebas periciales de la Universidad Politécnica de Cataluña en las que se demostraban los fallos de las prótesis, ha señalado el letrado.

Ortiz ha precisado que en mayo del 2017, un cirujano y un testigo principal de los procesos judiciales que se llevan a cabo en Estados Unidos se pusieron en contacto con ellos y compartieron una documentación interna de la compañía que sirvió de base para sentencias condenatorias en diferentes países y para la presentación de la querella.

Ese documento acredita que la compañía matriz tenía conocimiento desde el año 2005 "o incluso antes" de que las prótesis tenían riesgo para la salud de las personas.

El juez ya ha citado a declarar a tresexpresidentes y a un representante legal de la compañía en España.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD