05-06-2019 / 18:01 h EFE

Un coche, que previamente había sido localizado en el fondo del río Miño, en el embalse de Belesar, gracias a la utilización de un sónar, fue rescatado con ayuda de una grúa a primera hora de esta tarde y los efectivos que participaron en el operativo comprobaron que en su interior había un cadáver.

A la espera de las comprobaciones pertinentes y de las pruebas para identificar fehacientemente la identidad del cuerpo, los primeros indicios apuntan a que podría tratarse de un vecino del municipio coruñées de Melide, E.P.M, de 43 años, del que no se tenían noticias desde el pasado 21 de febrero.

Fuentes próximas a la investigación consultadas por Efe informaron de que hoy mismo se incorporaron a la búsqueda nuevos medios del Cuerpo Nacional de Policía, que se mantuvo activa desde la desaparición, con la presencia de los GEO en la zona del embalse de Belesar.

Mediante un sónar de barrido lateral, fue localizado en el fondo del embalse del Belesar el vehículo, que posteriormente fue sacado a flote.

El coche coincide con el del desaparecido en Melide, pero el cadáver que había en su interior se encuentra en avanzado estado de descomposición, por lo que su identificación está pendiente del resultado de la autopsia, que también determinará las causas de la muerte.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD