05-06-2019 / 15:30 h EFE

En 2015 la Justicia le devolvió la fianza de un millón de euros que le había impuesto para eludir la cárcel. El nieto se quedó el dinero y dos hijas alegan que es suyo, un lío en una familia de constructores que ha acabado hoy en la Audiencia Provincial de Madrid.

Sentado en el banquillo Pablo B.T, para el que la Fiscalía pide tres años de cárcel por apropiación indebida, ha reconocido que se quedó el dinero porque el abuelo, cuando aún estaba en prisión, le dijo que si la Justicia se lo devolvía sería suyo.

Compensaba así al nieto porque tenía intención de desheredar a su hijo, padre del acusado. Pablo B.T. ha asegurado además que la mitad del dinero era suyo por trabajos que había hecho para su abuelo y que el resto provenía de sociedades de éste y de dinero que había escondido.

Pero las tías y la Fiscalía sostienen otra versión: más de la mitad de la fianza salió de sus bolsillos y el resto de dos empresas constructoras de la familia.

El acusado, que se encargó de gestionar la fianza, ha defendido que sus tías solo le dieron el dinero de las sociedades y que, cuando le fue reembolsado, lo empleó para saldar deudas de su familia, comprarle un coche a su hermana y renovar un piso.

Por el contrario, una de las tías ha declarado que aceptó el ofrecimiento de su sobrino, que no tenía trabajo, de realizar las gestiones de la fianza porque ella al ser una persona "muy conocida, con una vida intachable", no quería que las personas se enteraran de que su padre estaba en prisión, porque le daba "muchísima vergüenza".

Ha explicado que para el pago de la fianza llevó 300.000 euros en efectivo que tenía en su casa y sacó otra parte de la caja fuerte de su padre, por lo que acabó entregando a su sobrino 526.577 euros.

Para conseguir el resto de la fianza "hubo mucho jaleo" y finalmente el dinero fue aportado por dos empresas de su padre.

"Mi sobrino se acercó mucho cuando mi padre estaba en la cárcel porque teníamos defensas bajas y pedía dinero porque tenía deudas", ha señalada la mujer. Según ella, su padre, ya fallecido e incapacitado por demencia en 2014, no se fiaba de su nieto.

Lo mismo ha sostenido la otra tía: Es "imposible" que su padre diera la fianza a Pablo porque "no confiaba en él, no tenían buena relación y siempre le estaba sacando dinero".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD