03-06-2019 / 13:30 h EFE

El pesquero 'Gure Leire', abordado el 27 de mayo al norte del archipiélago de las Azores con 2.500 kilos de cocaína y siete tripulantes a bordo, se dirigía hacia las costas gallegas después de cargar la droga, distribuida en 84 fardos, desde un buque nodriza que había partido desde Surinam.

Así lo han explicado la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, la delegada especial de la Agencia Tributaria en Galicia, Imelda Capote, y el jefe de la dependencia de Aduanas en Galicia, Jaime Gayá, tras el desembarco de la droga y de los siete tripulantes, gallegos y vascos, este lunes en Vigo.

Todos ellos, incluido el armador y patrón del pesquero, pasarán esta jornada a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Vigo, en funciones de guardia, por exhorto de la Audiencia Nacional, que dirige la operación y que ya decretó la medida cautelar de prisión provisional por vía telemática.

Además de las siete detenciones, practicadas en alta mar, se han realizado registros en tres domicilios en Ondarroa y Berriatua (provincia de Vizcaya), en el marco de la denominada 'Operación Tiburón'.

La investigación comenzó el pasado abril, cuando la entrada en el puerto de A Coruña del 'Gure Leire' despertó las sospechas de Vigilancia Aduanera, según ha apuntado Imelda Capote, por un aprovisionamiento extraordinario de combustible.

Capote ha añadido que sobre el 'Gure Leire', con puerto base en Ondarroa, "existían sospechas" de que pudiera dedicarse a actividades relacionadas con el narcotráfico "desde hacía años".

De hecho, este pesquero era una de las embarcaciones objeto de seguimiento en el marco de la denominada Operación Pascal Atlántico, en coordinación con la Aduana Francesa.

De acuerdo con la investigación, la droga incautada, cuyo precio en el mercado podría rondar los 80 millones de euros, tenía su origen en Sudamérica.

Partió desde Surinam a bordo de un buque nodriza y fue transbordada al 'Gure Leire', en cuyas cámaras frigoríficas Vigilancia Aduanera la halló distribuida en fardos, sin más mercancía almacenada pese a tratarse de un pesquero.

El buque de operaciones especiales de Vigilancia Aduanera 'Fulmar' tuvo que remolcar a baja velocidad hasta Vigo y a lo largo de 1.000 millas al pesquero, por riesgo de hundimiento debido a las malas condiciones marítimas que se encontraron.

La embarcación aprehendida, junto con los detenidos y la droga, han sido puestos a disposición judicial para la práctica de las actuaciones que se vayan a realizar bajo la coordinación del Juzgado central de instrucción número 1 de la Audiencia Nacional.

La operación y las investigaciones continúan abiertas, ha destacado la delegada de la Agencia Tributaria en Galicia.

Preguntada por un posible repunte de la ruta gallega para la introducción de cocaína en Europa, Imelda Capote ha recalcado que en su departamento "nunca bajamos la guardia" y permanecen "siempre vigilantes" para evitar la llegada de droga a las costas españolas.

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, ha felicitado a los efectivos de Aduanas por los resultados de esta "magnífica operación".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD