01-06-2019 / 19:29 h EFE

Unas 1.200 personas marcharon hoy en Berlín por el llamado "Día de Al Quds" para protestar contra Israel, mientras que otras tantas se sumaron a las dos contramanifestaciones convocadas por una alianza de partidos, grupos e iniciativas.

Las manifestaciones, para las que se desplegaron unos 500 agentes, transcurrieron sin incidentes, según informaron los medios.

El responsable del interior de la ciudad-estado de Berlín, Andreas Geisel, reiteró esta mañana en declaraciones a la radiotelevisión regional RBB que por razones jurídicas no había sido posible prohibir la marcha antiisraelí, razón por la cual se habían impuesto condiciones estrictas para su celebración, dijo.

Así, entre las medidas figuraba la prohibición de portar banderas y símbolos de Hizbolá y eslóganes antijudiós, así como la quema de objetos.

Aún así, se registraron varias infracciones que serán perseguidas, dijo en declaraciones al diario "Berliner Morgenpost" Geisel, ataviado con una kipá como muestra de solidaridad con los judíos residentes en Alemania.

Expresó de nuevo su disgusto con la marcha antiisraelí en la capital alemana y subrayó que "este espíritu no tiene cabida en Berlín".

En la contramanifestación, que contó con los embajadores de Israel, Jeremy Issacharoff, y de Estados Unidos, Richard Grenell, como principales oradores, participaron varios políticos de diversos partidos, así como el comisionado del gobierno alemán contra el antisemitismo, Felix Klein.

Tanto Geisel como Issacharoff y Grenell llamaron al gobierno a prohibir Hizbolá en su totalidad en Alemania, y no sólo su brazo armado.

Klein alertó recientemente contra el uso de la kipá en algunas partes ante el número creciente de ataques contra la comunidad judía que se registran en el país, tras lo cual el Gobierno alemán aclaró que el Estado debe "poder garantizar" el uso de esta prenda en cualquier lugar.

Una reciente estadística del Ministerio del Interior, correspondiente a 2018, reflejaba un aumento del 20 % de los delitos de trasfondo antisemita y atribuía el 90 % de estos actos a la ultraderecha.

A la declaración de Klein siguieron estos días reacciones de rechazo, por considerarse que desaconsejar el uso de la kipá implica dejarse intimidar por el antisemitismo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD