31-05-2019 / 22:39 h EFE

Para afrontar la Copa América de Brasil el entrenador portugués Carlos Queiroz, seleccionador de Colombia, se ha decantado por un equipo que mezcla la juventud y la experiencia de 13 jugadores que disputaron el Mundial de Rusia, el año pasado.

La columna establecida por el antecesor de Queiroz, el argentino José Pekerman, la componen David Ospina, Camilo Vargas, Santiago Arias, Yerry Mina, Dávinson Sánchez, Cristian Zapata, Wílmar Barrios, Jefferson Lerma, Mateus Uribe, James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado, Falcao García y Luis Fernando Muriel.

Con estos jugadores el portugués espera blindarse para encarar su primer desafío oficial.

"No hay tiempo para innovaciones en una Copa América", explicó.

El delantero Radamel Falcao García, el creativo James Rodríguez y el portero David Ospina emergen como los estandartes de un equipo que ha sido emparejado en el Grupo B con Argentina, Catar y Paraguay.

A estos pilares, Queiroz sumó centrales con un gran bagaje internacional como Yerry Mina y Dávinson Sánchez, quien jugará este sábado la final de la Liga de Campeones, y el lateral Santiago Arias, quien en su primera temporada con el Atlético de Madrid acumuló más de 30 partidos.

El luso confía en la pronta recuperación de James, quien llegó al Mundial de Rusia con lo justo y desde entonces o ha vuelto a su mejor nivel.

Para acompañar a Falcao estará Duván Zapata, quien con el Atalanta ha vivido su mejor temporada profesional con 23 goles, dos más que Cristiano Ronaldo.

Y como el fútbol es de pequeñas sociedades, Queiroz llamó a Edwin Cardona, que pueda engranar como complemento ideal de James o, en algún momento, ser su reemplazo gracias a sus pases milimétricos, pegada y gol.

Aunque no juega en Europa, los números justifican a Cardona, que en la Liga mexicana ha jugado 14 partidos y anotado 6 goles.

El portugués también convocó a Juan Guillermo Cuadrado, quien recién se recuperó de una lesión.

A esta base consolidada se suman otros 10 jugadores que ven en la Copa América un trampolín para sus carreras.

Es el caso del defensa Jhon Lucumí, de tan solo 20 años.

Lucumí fue reconocido por Queiroz como "un campeón". Ganó la Liga de Bélgica.

También llamó a Luis Díaz, sobre quien parece tener los ojos puestos el River Plate.

Los mediocentros Wilmar Barrios y Gustavo Cuéllar parecen fijos en el nuevo esquema al lado de Mateus Uribe, que ofrece opciones tanto en defensa como en ataque.

Quizá decepcionó la ausencia de Sebastián Villa, ariete del Boca Juniors, donde se ha convertido en figura.

Uno de los factores que juega en contra de Queiroz, de 65 años, es el poco tiempo que lleva al mando de la selección colombiana, a la que llegó en febrero pasado tras dirigir en siete países de África, América, Asia y Europa.

Sabe que Colombia es una selección en construcción.

Además de la Copa América, que Colombia ganó en 2001, Queiroz debe alistar el equipo que en marzo emprenderá las eliminatorias para el Mundial de 2022 en Catar.

En la Copa América, Colombia fue emparejada en el Grupo B, donde se enfrentará con Argentina el 15 de junio, cuatro días después lo hará contra Paraguay y cerrará el 23 con una de las selecciones invitadas, Catar.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD