31-05-2019 / 20:39 h EFE

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, insiste en un pacto con ERC y PSC para configurar "un gobierno transversal y progresista" en la ciudad que abra "oportunidades al diálogo, como forma de superar un conflicto enquistado", para lo que pide reparar "confianzas dañadas por demasiado tiempo de reproches".

En un artículo que publica la edición digital de El Periódico, la alcaldesa lanza un mensaje directo a ERC y PSC para que no se veten mutuamente en un posible pacto de izquierdas, que es el que propugna Colau, que reitera que nunca negociará ni con Manuel Valls ni con Elsa Artadi.

"Barcelona ha sido tradicionalmente una ciudad de izquierdas, desde las primeras elecciones democráticas, excepto en el mandato 2011-2015", recuerda la alcaldesa.

También insiste en que tras estas elecciones hay "una mayoría histórica" de las izquierdas, "con 28 de 41 concejales", la mayoría más grande que han tenido, superando el máximo de 27 concejales de 1979.

Colau alega que el 60% del electorado ha votado a partidos progresistas y que ERC y BComú han obtenido 10 concejales cada uno y 8 el PSC, por lo que apuesta por "un gran pacto amplio de las izquierdas barcelonesas aportando cada uno su trayectoria y sus matices y poniendo Barcelona en el centro de nuestras prioridades".

Tras recordar que durante su mandato ya ofreció formar este tripartito sin conseguirlo "por estrategias de partido y por un contexto a nivel catalán y estatal convulso", Colau admite que hay "líderes sociales y políticos presos injustamente" y una judicialización que condicionan el panorama.

Pero dice que "Barcelona puede hacer un gran servicio al país configurando un gobierno transversal y progresista que abra nuevas oportunidades al diálogo, como una forma de superar un conflicto enquistado y que debe terminar en cualquiera de los casos con una votación".

Apuesta además por "superar los vetos entre fuerzas progresistas y encontrar soluciones políticas en lugar de judiciales".

"También tenemos la experiencia del Área Metropolitana de Barcelona donde hemos gobernado conjuntamente los comunes, el PSC y ERC, y donde hemos acordado políticas muy importantes en cuestiones como movilidad y reducción de tarifas del transporte o del precio de la agua, entre otros", argumenta.

La alcaldesa afirma que ERC, PSC y BComú tienen modelos de ciudad con "muchas cosas en común" y repite que "en ningún caso" iniciará una negociación para un acuerdo con Valls o Artadi "dado que representan modelos de ciudad antagónicos a lo que hemos estado impulsando desde el gobierno durante los últimos cuatro años".

Un gobierno de izquierdas también serviría, según Colau, para "seguir mostrando al mundo que frente a los discursos del odio y el avance de la extrema derecha hay esperanza y se responde con la defensa de los derechos humanos y con feminismo".

"Las respuestas a los grandes retos que compartimos las ciudades globales como la emergencia climática, la presión especulativa o la desigualdad social serán más valientes si las lideramos desde un gobierno amplio de izquierdas que si se lidera desde la derecha o con la derecha", remarca Colau.

Por todo ello, vuelve a plantear que "las fuerzas de izquierdas tenemos la responsabilidad histórica y casi la obligación de entendernos entre nosotros".

Hasta el 15 de junio, cuando se tiene que constituir el nuevo pleno municipal e investir al nuevo alcalde o alcaldesa, Colau afirma que hay "tiempo suficiente para, con calma, rigor y poniendo siempre los intereses de la ciudad por delante, reconstruir confianzas dañadas por demasiado tiempo de reproches, levantar vetos y ponernos a trabajar en positivo pensando en lo que nos une".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD