31-05-2019 / 18:09 h EFE

Vitoria cuenta en la actualidad con más de 115.000 árboles que "secuestran" anualmente la contaminación producida por 400 coches al día y dispone de unos 20 metros cuadrados de superficie verde por habitante, el doble de los recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Centro de Estudios Ambientales del Ayuntamiento de la capital alavesa ha elaborado un estudio que muestra los beneficios del arbolado urbano en la ciudad, en línea con el posicionamiento de la OMS que hace hincapié en la importancia de las zonas verdes en las urbes por su contribución a la salud y al bienestar de las personas.

Entre las ventajas de una ciudad verde están la mejora de la calidad del aire, el aumento de la capacidad de infiltración del suelo o la atemperación del clima urbano, que trae asociada la disminución del efecto "isla de calor urbana".

El consistorio ha recordado este viernes que en 2012 Vitoria fue nombrada Capital Verde Europea, entre otros motivos, por la cantidad y calidad de sus zonas verdes que, además, están distribuidos por la ciudad de una forma bastante equilibrada, de modo que cualquier persona se encuentra a un máximo de 2,5 minutos andando de uno de ellos.

Así, a día de hoy la ciudad, con 250.000 habitantes, cuenta aproximadamente con un árbol por cada dos vecinos, ya que tiene más de 115.000 árboles (casi 3.000 de ellos plantados a lo largo de 2018 y en los primeros meses de 2019) de unas 285 especies y variedades distintas, y unas 330 especies y variedades de arbustos.

Más de la mitad de dichos árboles urbanos son de especies o variedades de especies autóctonas, que suponen un menor mantenimiento y gasto de agua por ser especies adaptadas al medio.

Entre los datos destacados del estudio está que el arbolado urbano almacena actualmente más de 55.000 toneladas de CO2, lo que es comparable a todo el emitido por la ciudad en 4 días, y "secuestra" anualmente casi 2.300 toneladas de estos gases, es decir, lo mismo que emiten anualmente 400 automóviles.

Aunque no deja de ser una contribución importante, es cierto que estos datos pierden peso cuando este "secuestro" anual es comparado con las emisiones totales anuales de la ciudad, ya que el gran sumidero de carbono se encuentra en los suelos agrícolas y zonas forestales del entorno.

Al centrar la atención en otras partículas contaminantes como el ozono, el dióxido de nitrógeno y las partículas menores de dos micras (las PM 2.5), se ha observado que la contribución del arbolado urbano es más significativa, especialmente en este ultimo caso que son las partículas con más capacidad de causar enfermedades respiratorias, y cuya eliminación supone un ahorro sanitario de más de 1.450.000 euros.

Asimismo, destacan los 58.000 euros que se calculan que el Consistorio ahorra anualmente en la gestión de aguas torrenciales gracias al arbolado, que intercepta el agua de lluvia y evita que más de 30.000.000 litros de agua anuales fluyan por superficies impermeables.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD