30-05-2019 / 15:59 h EFE

Técnicos en cuidados de enfermería en las patologías urológicas han destacado la importancia de recoger las muestras de orina de los niños y bebés de manera adecuada, para lograr diagnósticos certeros sobre los que tratar esas enfermedades, comunes también entre los más pequeños.

La XXX edición del Congreso Nacional de TCE Y TES - Cuidados del Técnico en las Patologías Urológicas que se celebra estos días en el Palacio Euskalduna ha abordado las infecciones del tracto urinario que son "una de las patologías más prevalentes en pediatría, constituyendo uno de los principales motivos de consulta en los servicios de urgencias pediátricas".

Los niños se enfrentan a patologías urológicas hasta el punto de considerarse la urología pediátrica como una subespecialidad que abarca todas las patologías de las vías urinarias y genitales desde el nacimiento hasta los 15 años, siendo frecuente el tratamiento de pacientes antes de nacer, con diagnósticos ecográficos neonatales.

Los urólogos pediátricos atienden problemas urinarios y genitales en niños además de desórdenes al orinar, reflujo vesico uretral, infecciones del aparato urinario que requieren cirugía, afecciones de la ingle en la niñez, entre otras.

Aproximadamente el 8-10% de las niñas y el 2-3% de los niños tendrán una infección del trato urinario antes de los 7 años de edad, siendo más prevalente en varones durante los primeros tres meses de vida e invirtiéndose esta situación a partir del año de edad con un mayor predominio en las niñas.

Los técnicos han destacado la importancia de que la muestra de orina se realice de manera correcta para lograr un buen diagnóstico de infección del trato urinario.

Las patologías urológicas pediátricas más frecuentes son las enfermedades renales congénitas que representan aproximadamente un 20-30% de todas las anomalías identificadas en el periodo neonatal.

También han analizado la relación entre la enfermedad crónica renal con la pérdida de audición, en concreto, entre pacientes en tratamiento de hemodiálisis.

Asimismo, en el congreso se ha profundizado en los cuidados ante las infecciones del tracto urinario asociada a sonda uretral (ITU-SU), que es una de las infecciones más frecuentes que se dan en la asistencia sanitaria, ya que representa hasta el 40% de todas las infecciones hospitalarias y "supone un grave problema de salud".

Este tipo de sonda es habitual en las unidades de cuidados intensivos entre el 50% y el 80% de los pacientes y el riesgo aumenta dependiendo de los días de sondaje vesical, de su permanencia y de la calidad de los cuidados del personal sanitario en relación con la inserción y manipulación de la sonda.

Por ello, si se cumplen correctamente las prácticas de prevención de infecciones se puede evitar hasta el 65-70% de esas infecciones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2020
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD