30-05-2019 / 13:21 h EFE

La Junta pondrá en marcha un programa "ad hoc" de atención de Menores Extranjeros no Acompañados (MENAS) en el primer centro de acogida de estas características en Extremadura, con 26 plazas que empezarán a ser ocupadas a partir de la próxima semana.

De este modo, se pretende aliviar el "colapso" que sufren otras comunidades autónomas en las que se integran estos menores migrantes sin referentes familiares.

Para ello, se ofrecerán las plazas, primero al Gobierno Central y luego a las regiones de Comunidad Valenciana, Andalucía, País Vasco, Cataluña y Madrid.

Así lo ha explicado el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, en su visita al centro de atención TECUM, situado en el paraje del Pantano Viejo de Casar de Cáceres, donde se han reformado unas instalaciones municipales para su conversión en este centro residencial, gestionado por la organización no lucrativa Meridianos.

Extremadura ha acogido hasta ahora a unos diez menas en otros centros dentro de la red del sistema de protección de menores y se pretende que esta nueva instalación se convierta en “referente nacional” como el centro de acogida temporal de migrantes de Mérida.

"El menor extranjero sin referencias familiares viene a buscar una vida mejor para él y su familia y viene con un grado de madurez muy importante, por lo que los servicios que hay que darles tienen alguna diferencia”, ha afirmado el consejero.

Así, se pondrán en marcha dos figuras en su atención, un referente adulto para el desarrollo y educación del menor, el coordinador de retorno, y un mentor de edad que en "relación simétrica" le ayude a desarrollar habilidades sociales, educativas y de estímulo para su integración en la sociedad.

Unos veinte profesionales, entre ellos un psicólogo, el coordinador de retorno, educadores sociales y auxiliares técnicos educativos, trabajarán en su desarrollo personal integral.

Así se abordarán desde los hábitos saludables hasta las habilidades sociales y emocionales, la parte educativa académica, la integración comunitaria y se pondrá el énfasis en la obtención de una cualificación laboral, según ha explicado José Joya, responsable de programas de Meridianos.

Asimismo, el responsable regional de Políticas Sociales ha abogado por una sociedad inclusiva que permita la integración de los migrantes que lo pasan mal en sus países de origen, “sin abandonar el control de fronteras y los proyectos de cooperación al desarrollo en los países de origen”.

Además, Vergeles, para quien Extremadura no ha sido “tradicionalmente” una comunidad autónoma acogedora de estos menores al darse el fenómeno migratorio en zonas de costa y en fronterizas con el resto de Europa, ha defendido un protocolo “ad hoc” para la atención de estos menores, diferente al sistema “al uso” que hay en el país, algo que se ha expuesto en el consejo territorial de Servicios Sociales.

“Les estamos haciendo un flaco favor a este país si seguimos utilizando el sistema al uso de protección de menores para atender las necesidades de estos menores cuando llegan a la frontera sur”, ha subrayado.

Así, ha abogado por adaptarse a las necesidades de estos, no colapsando los servicios de protección de menores al uso y diseñar dispositivos específicos que atiendan sus necesidades.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD