29-05-2019 / 20:49 h EFE

La Junta de Castilla y León ha garantizado este miércoles que los consejos reguladores de la denominaciones de origen e indicaciones geográficas alimentarias que operan en la comunidad son imparciales y velan por la calidad del producto.

De esta manera la Consejería de Agricultura ha respondido al acuerdo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de impugnar ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León el artículo 49 del Reglamento de las denominaciones de origen y de las indicaciones geográficas de calidad alimentaria de Castilla y León.

El artículo 49 del Reglamento aprobado por la Junta de Castilla y León reserva en exclusiva al consejo regulador de cada denominación de origen protegida (DOP) o indicación geográfica protegida (IGP) el control de que los productos cumplen con las características y los requisitos de calidad exigidos, según dicha Comisión.

Según fuentes de la Consejería, los consejos reguladores están suficientemente acreditados para llevar a cabo el control del cumplimiento de las características y requisitos de calidad exigidos a las denominaciones de origen e indicaciones alimentarias ante organismos nacionales e internacionales que vigilan las normas de calidad.

Además, según dichas fuentes, suponen un refuerzo de las controles de calidad alimentaria, lo que la Consejería de Agricultura y Ganadería dejó patente el pasado 6 de mayo en su respuesta al requerimiento previo de la CNMC.

Han recordado que el citado reglamento cuenta con el dictamen favorable de organismos independientes, como el Consejo Consultivo, y no ha encontrado la oposición de la Comisión Europea.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD