28-05-2019 / 14:29 h EFE

La Audiencia Provincial de Palencia ha condenado a un pintor, que creó empresas interpuestas para eludir el pago a la Seguridad Social, a dos años de cárcel, al pago de una multa de 361.275 euros y a indemnizar a la Tesorería General de la Seguridad Social con 180.637 euros entre 2013 y 2016.

La Audiencia de Palencia considera probado, en una sentencia facilitada por fuentes del TSJCyL, que L.C.C.S., natural de Valladolid, se dedicaba a la actividad de pintura y acristalamiento en Palencia donde constituyó tres empresas para eludir sus obligaciones frente a la Tesorería General de la Seguridad Social.

L.C.C.S creó la primera empresa dedicada a la pintura y revestimiento de suelos en 1994 y desde marzo de 2011 dejó de pagar la Seguridad Social de sus trabajadores, por lo que la Tesorería General le reclamó la deuda.

Es entonces cuando el acusado empezó a trabajar como autónomo, contando con los mismos trabajadores y medios de trabajo, pero realizando un trasvase de clientes hasta dejar sin recursos su primera empresa.

En el año 2015 y después de que en octubre de 2014 la TGSS le declarara responsable de la deuda contraída con la Seguridad Social por la primera empresa, constituyó otra nueva con la misma actividad que las anteriores, los mismos trabajadores y medios de trabajo y con los mismos clientes.

Mediante este entramado de empresas, L.C.C.S., que admitió los hechos en el juicio, logró eludir el pago de cotizaciones de la Seguridad Social por valor de 180.637,97 euros entre 2013 y 2016, lo que constituye un delito contra la Seguridad Social confirmado en sentencia por la Audiencia.

La sentencia confirma que ha defraudado a la Seguridad Social eludiendo el pago de las cuotas debidas "con conciencia y voluntad engañosa" ya que empleó "medios para hacer posible el impago tratando de encubrir el fraude" y que su participación en los hechos fue "voluntaria y directa" tal y como admitió durante el juicio.

Precisamente por su colaboración con la Justicia y haber reconocido los hechos durante el juicio, la Audiencia ha decidido condenarle por un delito contra la Seguridad Social, sin concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal pero con la imposición de las penas en sus límites mínimos.

En sentencia se le condena a dos años de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena y multa de 361.275 euros, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de tres meses.

También deberá indemnizar a la Tesorería General de la Seguridad Social con 180.637'97 euros y se le retira la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de los beneficios o incentivos fiscales de la Seguridad Social durante cuatro años.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD