23-05-2019 / 22:29 h EFE

La alcaldesa de Barcelona y candidata de BComú, Ada Colau, ha reclamado el voto de la "gente común" para que demuestren su "poder" y ha asegurado que no sólo quieren echarla de la alcaldía las derechas, sino también los que se llaman de izquierda porque ella ha evidenciado que se habían "rendido".

Ada Colau ha puesto en pie a unos 3.000 de sus simpatizantes en la céntrica plaza Catalunya con un discurso emocionado y con lágrimas en los ojos, en el que ha asegurado: "Nuestro gobierno ha demostrado que la gente común tiene mucho más poder del que nos habían hecho creer" y ha defendido que "se pueden hacer políticas valientes de cambio que traigan esperanza".

Los comunes han llenado de música la plaza Catalunya, donde han celebrado su acto central de campaña, que ha finalizado con baile a ritmo de rumba.

La alcaldable ha llamado a la "gente común, trabajadora, de los barrios, la mayoría social" a que concentre "masivamente" el voto en Barcelona en Comú para que sea la fuerza más votada el próximo domingo y que sigan las políticas valientes de cambio que están trayendo la esperanza" y porque "aún está todo por ganar".

Ha denunciado que no son solo las fuerzas de derecha las que quieren "echar al gobierno más popular, mas republicano, más de los barrios y más feminista que ha tenido la ciudad en cuarenta años", sino también las que "se llaman de izquierdas" porque les da miedo que los comunes hayan "puesto en evidencia que durante todas estas décadas se habían rendido y comprado el discurso de la derecha".

"Queremos cambiar radicalmente este sistema que genera desigualdades. Podemos acabar con el cambio climático que amenaza la vida y queremos confrontar los discursos del odio, la extrema derecha. Sin miedo, desde el amor", ha asegurado Colau.

Con un discurso entrecortado por la emoción y en medio de vítores de "alcaldesa" y "sí se puede", la candidata a la reelección ha prometido que "se dejará la piel" para que todo el mundo escuche el "mensaje de esperanza de Barcelona: Que sí se puede y que lo estamos demostrando".

Las manifestaciones de apoyo del público a Colau también se han hecho patentes cuando miembros de la Asamblea de Defensa de Derechos de Barcelona han interrumpido a la candidata para reclamar pisos para las 506 familias en lista de espera de la mesa de emergencia y un grupo de okupas han reclamado seguir en un edificio de propiedad municipal.

En ambos casos, Ada Colau ha asegurado: "las protestas son bienvenidas a los actos de Barcelona en Comú y no nos molestan", aunque les ha pedido que dejasen hablar.

A las familias, les ha señalado que el Ayuntamiento esta poniendo "más vivienda que nunca en la mesa de emergencia social" y que es la Generalitat "la que no esta atendiendo las necesidades básicas de la población" y si pusiera las "1.000 viviendas que le debe a Barcelona, no habría lista de espera mesa de emergencia".

En el acto han intervenido también el número dos de la lista, Joan Subirats, la periodista Cristina Fallaras y la actriz Viky Peña, que van en posiciones testimoniales, el diputado Gerardo Pisarello, el sindicalista del taxi Tito Álvarez y el humorista Bop Pop.

También han intervenido representantes de las BrigAdas, voluntarios llegados de 14 países para apoyar a Ada Colau en esta campaña.

El Cor Rebel de Barcelona en Comú, Nacho Vegas, Andrea Motis, Marinah, De la Carmela y El niño de la hipoteca se han encargado de la parte musical.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD