23-05-2019 / 15:39 h EFE

David Aganzo, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), aseguró a Efe que tiene un carácter "dialogante", lamentó que sigan bloqueadas las negociaciones del Convenio Colectivo para el fútbol femenino de Primera División y destacó que "todos desean que diga la palabra huelga, pero es la última herramienta".

Un día después de que una nueva reunión de la mesa negociadora se saldara sin acuerdo y se mantenga el bloqueo, Aganzo expresó su deseo de que se avance en el próximo encuentro, que se celebrará en dos semanas.

Fue tajante en cuanto a la postura de AFE. "Nosotros no podemos movernos, somos la voz de las jugadoras, es un requisito que nos piden las compañeras, ellas ya comunicaron que si no se arreglaba esta situación iban a tener todos sus derechos", comentó el exfutbolista madrileño, quien precisó que antes de pronunciar la palabra huelga deben "ir quemando todas las opciones".

Advirtió que "más que un convenio colectivo es de igualdad. "Queremos que el fútbol femenino crezca. Las jugadoras son la gran parte, sin ellas no se puede jugar. Si queremos un fútbol femenino potente deberíamos empezar por una buena base que son los derechos de las jugadoras", dijo a Efe.

"La parcialidad, la maternidad, los salarios, las vacaciones, la incapacidad... Tienen que tener unos derechos igual que unas obligaciones pero hay que tratarlas como se merecen", precisó Aganzo, quien explicó que "los clubes no aceptan unos mínimos".

"Nosotros no venimos a romper la baraja sino a proteger los derechos de nuestras compañeras. No estamos pidiendo barbaridades. Sabemos perfectamente la situación del fútbol femenino y en el punto en el que estamos", añadió Aganzo, quien mostró su voluntad de ayuda en cuestiones como patrocinio, estadios, seguridad, e incluso en la inclusión de partidos de la liga femenina en las quinielas.

Se refirió a asuntos como la libertad que deben tener las jugadoras para "ser madres cuando quieran", incrementar unos 200 euros el salario mínimo teniendo, obviamente, en cuenta las diferencias que hay entre el fútbol masculino y femenino, las vacaciones, que "muchas jugadoras no saben ni cuántas van a tener, en un club pueden tener una semana y en otro tres meses" o la "parcialidad", uno de los puntos de mayor desencuentro.

"¿Podéis entender que algunas sean futbolistas solo dos horas al día? Tú eres trabajadora y haces una jornada laboral, un jugador desde que se levanta hasta que se acuesta es futbolista, sea hombre o mujer, no hay más", apuntó.

No obstante, Aganzo aseguró a Efe que las jugadoras no están preocupadas exclusivamente por la cuestión de los salarios, porque "son profesionales, lo que quieren son otros derechos, esta es la base", y que la AFE pretende reafirmar la seguridad a las jugadoras, que tengan unos derechos para casos, por ejemplo, de lesiones graves que las impidan seguir desarrollando su actividad después de haber estado percibiendo 300 euros.

Rechazó entrar en la lucha de competencias entre Federación (RFEF) y LaLiga, y manifestó que todo el mundo debe ser "más profesional".

"Yo, si tengo un equipo en Primera división tengo que saber cuáles son mis derechos y mis obligaciones, saber qué voy a recibir cada año y saber si puedo estar en primera división. Tienen que entender que el fútbol femenino va evolucionando a mejor y con los (clubes) que no evolucionen tendremos que tomar otras decisiones", apostilló.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD