22-05-2019 / 20:09 h EFE

Un 35 % de las personas con hepatitis no están diagnosticadas, según la hepatóloga del Hospital Vall d'Hebron María Buti, que ha alertado de un "aumento del daño hepático por el alcohol y la obesidad", en el I Congreso de Pacientes Hepáticos en España, celebrado en Barcelona.

El congreso, organizado este miércoles por la Asociación Catalana de Pacientes Hepáticos (ASSCAT), la Asociación de Enfermos y Trasplantados Hepáticos de Cataluña (AMTHC) y la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades Biliares Inflamatorias, ha reunido a profesionales de la salud en el campo de la hepatología con el objetivo de dar a conocer las enfermedades del hígado.

Los hepatólogos que han participado en el encuentro, celebrado en el Hotel de Entidades Can Guardiola de Barcelona, han destacado que las afecciones de hígado son "una problemática cada vez más grave" por el número de personas afectadas, por sus consecuencias para la salud, por los costes sanitarios que generan y por la pérdida de calidad de vida que suponen para los pacientes y sus familias.

Buti ha afirmado que "las personas con hepatitis no diagnosticadas o no vinculadas a la atención médica", que representan miles de pacientes, "seguirán sin recibir el tratamiento adecuado", en el caso de que "no se haga un esfuerzo para incrementar los programas de información y cribado".

La hepatóloga del Hospital Vall d'Hebron también ha indicado que, dado el desconocimiento que existe sobre la hepatitis, "es necesario poner el foco en evitar las infecciones", lo que "solo se puede hacer aplicando medidas de prevención".

Según el profesor del Hospital Clínic Pere Ginés se deben aplicar planes de acción y medidas preventivas "desde la infancia y adolescencia" y ha añadido que "no solo con relación a las enfermedades transmisibles, también frente a los problemas de salud en relación con la obesidad y el alcohol por su implicación en el daño hepático".

En este mismo sentido, Ginés ha dicho que "es muy importante detectar la enfermedad hepática de forma precoz en lugar de esperar a que aparezca", y ha insistido en que "para ello, se han de desarrollar y evaluar programas de cribado que supondrían un cambio cualitativo en la práctica clínica".

Por su parte, la presidenta de ASSCAT, hepatóloga y líder del Comité Científico de la European Liver Patients' Association (ELPA), Teresa Casanovas, ha informado de que "las consultas recibidas por las asociaciones de pacientes sobre enfermedades hepáticas han aumentado en los últimos dos o tres años".

Casanovas ha matizado que "las consultas relativas a la hepatitis C han disminuido", debido a que "ya cuenta con un tratamiento que ha permitido curarse a miles de personas", pero que "están saliendo a la luz otras causas de hepatopatía", entre las cuales destacan "la hepatitis B, la hepatopatía por exceso de grasa y el daño causado por el alcohol, el hepatocarcinoma o la hepatitis autoinmune".

En el caso de la hepatitis B, Casanovas ha sido contundente al decir que "es necesario activar un plan de acción específico para abordar a toda la población".

"Los pacientes hemos de trabajar de forma conjunta con otras asociaciones afines y con todos los agentes implicados, médicos, personal de enfermería, farmacéuticos, investigadores, académicos y compañías farmacéuticas, así como con los gestores de la salud y con los responsables sanitarios", ha concluido Casanovas.

Creada en el año 2000, ASSCAT es una asociación de pacientes, con sede en Barcelona, cuyos voluntarios apoyan e informan a los pacientes con hepatitis y a sus familias, y trabajan para concienciar a la ciudadanía sobre las graves consecuencias de las enfermedades hepáticas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD