22-05-2019 / 12:09 h EFE

La producción de trigo experimentó en 2018 en Castilla y León una fuerte subida, del 139,73 por ciento en relación al ejercicio anterior, lo que redundó en un incremento de la renta agraria en esta comunidad autónoma.

Lo ha detectado el Observatorio Agroalimentario de Castilla y León, que elabora el Colegio de Economistas de Valladolid, que ha destacado en su informe que el conjunto de los cereales ha tenido un comportamiento al alza.

Así, en 2018 en Castilla y León la producción de cereales llegó a los 8,5 millones de toneladas, la de cultivos industriales a 2,8 millones y los forrajeros a los 2,5 millones, de tal manera que hubo incremento en leguminosas, girasol y colza pero se registró descenso en la e patata.

El Observatorio Agroalimentario destaca el auge de la producción de vino, bastante repartido entre blancos (40,96 por ciento), por una parte, y tintos y rosados por otra, pero con la característica especial de la presencia de vinos de las denominaciones de origen, que representan en Castilla y León el 88,05 del total.

Castilla y León ocupa el primer puesto entre las comunidades autónomas en número de cabezas de ganado bovino, con 1.422.678 animales, de las que 93.147 son vacas lecheras, casi 1.000 menos que el año anterior, lo que hace que sea la segunda en el vacuno de leche después de Galicia.

En el porcino ibérico, Castilla y León tenía a finales del año pasado 930.669 animales, un 4,96 por ciento más que en 2017, lo que la sitúa en tercer lugar después de Extremadura y Andalucía.

En el porcino no ibérico, también es la tercera comunidad, con 3.190.081 ejemplares.

Y en ovino y caprino es la segunda con 2.900.865 animales, pero la primera en producción de leche de oveja con algo más de 296,9 millones de litros.

Todo ello ha hecho que la renta agraria haya subido en Castilla y León hasta los 2.771,13 millones, en una primera estimación para 2018, frente a los 1.592,40 de 2017.

No obstante, el Observatorio ha advertido de que la renta agraria en Castilla y León ha sufrido en los últimos años cambios importantes, con un comportamiento inestable fruto de las condiciones y de los vaivenes de producción.

Así en 2017 la renta fue de 1.592,40 millones; 2.641,79 millones en 2016; 2.258.5 en 2015; y 1.987,00 en 2014, cuando res años antes en 2011 había sido de 2.537,81 millones.

A lo largo de 2018, los agricultores y ganaderos de Castilla y León adquirieron 1.050 tractores, 252 maquinas automotrices y 989 remolques, con una tendencia decreciente en este tipo de compras respecto a 2017.

Castilla y León contaba en enero de 2018 con 2.458 empresas en la industria alimentaria, un 7,20 por cien to más que en 2017, con lo que se rompía la tendencia descendente de los años anteriores.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD