19-05-2019 / 15:40 h EFE

Quique Setién, técnico del Real Betis, defendió el estilo de juego por encima del resultado hasta el último momento, compareciendo en el Santiago Bernabéu conociendo su futuro pero sin desvelarlo, visiblemente emocionado, y lamentando no haber "empatizado un poco más" con la cultura sevillana.

"Ganar en el Bernabéu es una alegría enorme porque las últimas semanas que he vivido en el Betis en nuestro estadio han sido muy duras. Es una satisfacción ganar jugando al fútbol como quieres, siendo valientes y viendo que los futbolistas son capaces de poner en lo que creemos. Nos faltan cosas y hay que mejorar, pero hemos ido avanzando desde que llegamos para tener una identidad por encima de las derrotas o victorias. Eso es tremendamente importante", dijo.

"Nuestro estilo el día que no ganas siempre deja secuelas. La mayor parte de los equipos nos han tratado como un equipo grande y todavía no lo somos, hay muchas cosas que tenemos que mejorar. Yo nunca había competido como entrenador en Europa y en tres competiciones, me ha faltado experiencia en algunas decisiones que no repetiría el próximo año. Todo es un aprendizaje", añadió.

Setién entiende el pensamiento de aficionados del Real Betis que piden su marcha, pero se queda con los que le agradecen el sello que ha dejado en el equipo.

"Sé que la gente se frustra cuando pierde y espera ganar, también que en días como hoy ha disfrutado enormemente. El fútbol está en un momento de igualdad enorme en la Liga española. Hay que valorar más cosas que el resultado con análisis más profundos", afirmó.

Cada palabra de Setién sonó a despedida. "Hay que entender la idiosincrasia del Betis, de la ciudad y la afición que tenemos. Seguramente he sido uno de los que no lo he hecho desde que llegué y tendría que haber empatizado un poco más".

La crítica que le ha acompañado en el final de temporada, entiende el técnico que fue por las altas miras que tenían después del gran año pasado.

"En un año avanzamos lo que pensábamos en tres. Las espectativas entrando a Europa fueron enormes y el comienzo del año fue esperanzador. Tristemente en LaLiga no pudimos dar ese paso que nos habría gustado. Ha habido partidos que hemos jugado francamente bien y merecimos ganar, esa frustración que hemos vivido es la que ha generado una situación de tensión", explicó.

"Es difícil explicar al no conseguir el objetivo que mereces, es triste pero nuestra afición lo único que quiere es que su equipo gane. Cuando esto no pasa sabemos el lugar que ocupamos los entrenadores y lo que eso supone", añadió aceptando su salida.

Pese a que dijo que su billete para la gira en Estados Unidos está sacado, sus palabras de análisis dejaron un tono de adiós.

"Ese punto de irracionalidad en la pasión de un seguidor del Betis, entra en contra de un tío del norte que busca siempre argumentos. Hay un desencuentro que ha superado las cuestiones futbolísticas. Es triste pero es así. Yo soy el que tenía que cambiar en una ciudad nueva, no fui engañado para firmar y vivir en Sevilla. Tengo que hacer una reflexión y trataré de mejorarlo en el futuro", sentenció.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD