19-05-2019 / 11:59 h EFE

Un hombre no tendrá que hacer frente a los gastos de 6.100 euros de matrícula de su hija en una universidad privada porque no fue consultado por su exmujer sobre la participación de cada uno en su abono.

Así se recoge en un auto dictado por la Audiencia Provincial de Murcia que estima solo en parte el recurso que la exmujer presentó la resolución de un juzgado de primera instancia que aprobó los gastos ordinarios y extraordinarios a pagar por cada uno de los progenitores.

El tribunal de la Audiencia discrepa del juez y afirma que el exmarido debe contribuir al pago de los gastos derivados de la compra de libros y de un tratamiento de ortodoncia realizado a la hija.

Pero coincide con él en que debe quedar excluida la ejecución el importe de la matrícula en una universidad privada, ya que considera que no puede hablarse de un consentimiento tácito, "porque, de hecho, el padre no ha abonado nunca ninguna cantidad por ese concepto, ni le ha sido reclamada previamente".

Indica la sala que para que el padre quedara obligado a contribuir a su pago, era preciso el consenso previo o una decisión judicial, máxime teniendo en cuenta la mayoría de edad de la joven y las retribuciones que el padre recibe.

Afirma la sala que los gastos extraordinarios deben ser consentidos previamente a su devengo por ambos progenitores, con el fin de que cada uno de ellos pueda opinar sobre su conveniencia o su cuantía y, a falta de acuerdo, tienen que ser autorizados por el juez.

De esa forma, añade, se evita que el cumplimiento de las obligaciones quede al arbitrio de una de las partes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD