18-05-2019 / 15:09 h EFE

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha asegurado este sábado que las familias acogedoras son un ejemplo de "generosidad y solidaridad" atendiendo a los niños que más lo necesitan, durante el III Encuentro de Familias Acogedoras de Castilla-La Mancha celebrado en Chinchilla de Montearagón (Albacete), marco que ha aprovechado para recordar que en la región se necesitan más.

Acompañada por la directora general de Familias y Menores, María Ger, y la directora provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma, y por el vicepresidente de Mensajeros de la Paz, Carlos Davia, la titular regional de Bienestar Social ha afirmado que "hoy es un día grande, para hablar de las familias con mayúsculas, de la importancia de la diversidad familiar para la sociedad y de fomentar la cultura del acogimiento familiar".

Sánchez ha afirmado que, en Castilla-La Mancha, unos 1.100 niños y niñas están protegidos por la administración regional, de los que más de 560 se encuentran en acogimiento familiar o bien con sus familiares de sangre o en familias acogedoras que no tienen ningún lazo de sangre y que "dedican su vida a poderlos cuidar, atender, y a acogerlos en esa familia que para ellos va a ser el centro emocional, afectivo y de desarrollo personal y social".

Sánchez también ha aprovechado la ocasión para recordar que en Castilla-La Mancha se necesitan más familias acogedoras, y que todas las personas pueden acoger a un niño o niña que lo necesite en la región.

Por último, ha querido agradecer a todas las familias acogedoras, a las entidades que apoyan el acogimiento como Mensajeros de la Paz en Albacete y a la Asociación de Familias Acogedoras, la gran labor solidaria que realizan para mejorar el bienestar de estos niños y niñas.

El III encuentro de Familias Acogedoras ha contado con la asistencia de unas 250 personas y, entre las actividades organizadas, ha destacado la ponencia 'Acogimiento y Adolescencia', impartida por el psicólogo y terapeuta de Familia, Javier J. Mugica; un programa de juegos en el Claustro del municipio para los niños y niñas asistentes, así como una visita guiada por el centro histórico de Chinchilla de Montearagón.

El Acogimiento Familiar es una medida temporal que ofrece al niño o la niña, mientras está bajo la tutela de la administración, la posibilidad de vivir durante un tiempo en un ambiente familiar complementario al suyo, en el que pueda recibir el cuidado y la atención que faciliten un desarrollo armónico de su personalidad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD