15-05-2019 / 18:01 h EFE

Un proyecto educativo entre seis países impulsado por un colegio catalán, una campaña de menús escolares sostenibles y una iniciativa de una clínica vasca para clasificar productos químicos son los tres proyectos españoles premiados por sus acciones para generar conciencia sobre la reducción de residuos.

Los premios de la Semana Europea de Prevención de Residuos reconocen a los proyectos más notables que se implementaron durante la acción coordinada a nivel europeo entre el 17 y el 25 de noviembre de 2018 y se otorgaron en un evento en el Comité de las Regiones (CdR) en Bruselas.

El proyecto "Alfabeto de Arte Sostenible", impulsado por el colegio Sant Josep de Cataluña junto a escuelas de Francia, Italia, Grecia, Finlandia y Holanda, fue galardonado con el Premio Especial Europeo por tratarse de una iniciativa entre varios países y que, según destacó el director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja, es "creativo" y "genera conciencia".

La organización señaló que el proyecto "animaba a los alumnos a aprender sobre sostenibilidad mientras afinaba sus habilidades de trabajo en equipo y de lenguas extranjeras", y ha dado como resultado un alfabeto con mensajes sobre el medio ambiente y la reducción de residuos.

La profesora Josefina Vendrell, que recogió el premio en nombre del colegio, señaló que los maestros deben tener presente que los ciudadanos activos del futuro son los actuales estudiantes que si crecen con una mentalidad orientada a la sostenibilidad y la protección del medio ambiente "crearán una sociedad mejor".

En la categoría de administraciones públicas se ha llevado el premio el municipio de Sant Vicenç de Castellet, de la provincia de Barcelona, por una iniciativa para promocionar menús sostenibles y sanos en los tres colegios públicos de la localidad que involucró a unos 600 estudiantes.

El proyecto, que se extenderá ahora al instituto público y a los centros de educación infantil, logró reducir en un 30 % los residuos de las escuelas y contó con la colaboración del centro médico de la localidad, en la que viven unas 9.200 personas.

Por su parte, el proyecto galardonado en la categoría de empresas e industria fue el de la clínica privada IMQ Zorrotzaurre, de Bilbao, que clasifica los químicos contenidos en sus productos basándose en su efecto en el medio ambiente y cuyo objetivo es sustituir los más dañinos por alternativas más sostenibles.

El director general de la clínica, Nicolás Guerra, apuntó al recoger el premio que, aunque queda mucho para eliminar los componentes más dañinos por completo, la responsabilidad social está entre los valores de su empresa que intenta "ser proactiva" al respecto.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD