14-05-2019 / 21:19 h EFE

Una treintena de representantes sindicales de los Mossos d'Esquadra se han vuelto a encerrar en la comisaría de L'Eixample de Barcelona, donde prevén pasar la noche, para reclamar al conseller de Interior, Miquel Buch, que desbloquee las negociaciones sobre las mejoras en el cuerpo.

Un día después de que la USPAC exigiese la dimisión de Buch, representantes del sindicato SAP-Fepol y el colectivo MosS.O.S se han encerrado esta mañana en la comisaría del Eixample y han cortado el tráfico en la plaza de España de Barcelona para exigir al conseller que se reúna con ellos para abordar las negociaciones sobre las mejoras en el cuerpo, que quedaron aparcadas por la celebración de las elecciones sindicales del pasado 11 de marzo.

Después de la marcha de protesta, en la que han participado unos 200 agentes, un grupo de unas 30 personas se ha encerrado nuevamente en la comisaría de L'Eixample con el objetivo de pasar allí la noche.

El conseller Buch ya ha advertido a los sindicatos de los Mossos que no podrá formalizar ningún acuerdo para mejorar las condiciones de los agentes hasta que finalice el recuento de las elecciones sindicales, suspendido cautelarmente, según su versión, por la impugnación del voto por correo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD