11-05-2019 / 17:39 h EFE

"Yo tengo 74 años y soy de los británicos más jóvenes de Rojales", bromea Derek Monks, concejal de Integración de Residentes del PSOE en el Ayuntamiento de una de las localidades alicantinas exponente de los municipios mediterráneos convertidos en el hogar de miles de jubilados del norte de Europa.

Cerca del 70 % de las 16.560 personas empadronadas en Rojales son extranjeras y el 50 % de estos inmigrantes tiene más de 65 años, según los últimos datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística.

La principal nacionalidad, ostentada por un total de 5.648 vecinos, es la británica.

Según explica Monks a Efe, los municipios turísticos españoles cuentan este año con más empadronados procedentes del Reino Unido que nunca como efecto del "brexit", pero esto no significa que los británicos vayan a votar en mayor medida el próximo 26 de mayo en las elecciones al Parlamento Europeo y municipales.

Tanto la embajada en Madrid como el consulado en Alicante, apunta, llevan tiempo recomendando a los súbditos de su país que tienen su segunda residencia que se empadronen para ser incluidos en los previsibles -y deseados- acuerdos bilaterales España-Reino Unido una vez que se produzca la salida de la UE.

De esta manera se pretende que estos británicos residentes y censados se beneficien de los convenios que se puedan alcanzar en distintas materias, aunque la que preocupa fundamentalmente es la cobertura sanitaria.

"Los británicos que vivimos aquí no queremos el 'brexit' pero la mayoría está convencida de que, si se produce, no afectará demasiado a su modo de vida gracias a los acuerdos bilaterales que lleguen los dos gobiernos porque -ha subrayado- nadie está interesado en que los residentes nos vayamos".

El incremento de empadronados podría traducirse en una mayor participación en los comicios locales y en las elecciones al Parlamento Europeo, pero en opinión de este concejal socialista natural de Wigan (Inglaterra), no está claro que vaya a haber una mayor afluencia a las urnas.

Una de las causas es el "cansancio" que existe entre los expatriados británicos precisamente a consecuencia de las largas y dificultosas negociaciones del "brexit" pero, sobre todo, Monks recuerda que dos de cada tres residentes tienen una avanzada edad y no suelen estar demasiado interesados en cuestiones políticas, locales o comunitarias.

Muchos de sus compatriotas en Rojales rondan los 80 años y están centrados en disfrutar de la calidad de vida que ofrece España y de su benigna climatología.

"La mayoría de los que apuestan por esta zona de la provincia de Alicante están convencidos de que la buena calidad de vida mejora su salud y les permitirá aumentar su esperanza de vida", relata.

El avance del padrón a 1 de enero de 2019 sitúa a los británicos como la tercera nacionalidad entre los extranjeros en España, después de la marroquí y la rumana.

Son cerca de 250.000 los empadronados y rondan de media los 54 años, diez más que los españoles.

En las elecciones municipales del próximo día 26 podrán votar algo más de 466.000 extranjeros comunitarios. Alrededor de 97.500 son británicos y 31.500 residen en la provincia de Alicante.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD