11-05-2019 / 17:30 h EFE

Ribeira Sacra, situada entre Lugo y Ourense, aspira a ser Patrimonio de la Humanidad en 2021, y dos pintores, Xoana Almar y Miguel Peralta, han participado en un proyecto del Consorcio de Turismo de la zona para pintar sus leyendas en paredes y muros emblemáticos de algunas de sus aldeas.

Podría definirse Ribeira Sacra como uno de los secretos mejor guardados de la Galicia interior. Integran este destino un conjunto de ventiún ayuntamientos del sur de la provincia de Lugo y el norte de la provincia de Ourense, bañadas por el curso fluvial de los ríos Miño y Sil.

En la Ribeira Sacra se encuentra la mayor concentración de construcciones religiosas de estilo románico de Europa y está salpicada de numerosos conventos diseminados por esta tierra marcada por sus dos ríos principales, que van surcando entre las montañas un hermoso paisaje.

Miguel y Xoana, junto con Raquel forman la cooperativa 'Cestola na Cachola' ('Cesta en la cabeza' en gallego): "Nosotros dos nos dedicamos a la pintura y Raquel se dedica a la formación y asesoramiento corporativo, así como a la gestión de la comunicación y la empresa", señala Xoana.

"'Cestola na Cachola' es una iniciativa de autoempleo cuya idea inicial era realizar un trabajo en el que estuviera implicado el comercio justo, por lo que empezamos haciendo diseños de serigrafía en ropa, destinada a comercios locales, para finalmente dedicarnos a la pintura de lleno", subraya Xoana.

"Pero realmente la demanda de nuestros trabajos se inició después de pintar murales, entre los que se encontraban los que hicimos en la Ribeira Sacra, zona en la que estuvimos viviendo durante un tiempo", añade.

Además del patrimonio arquitectónico, en la Ribeira Sacra se encuentra un bosque autóctono con abundantes robles y castaños, entre los que discurren distintas rutas para los amantes de la naturaleza y desde donde se puede contemplar el cañón del río Mao, con sus impresionantes saltos de agua.

La Parada del Sil es otro de los lugares privilegiados de este rincón de Galicia y donde están los cañones más agrestres y escarpados de toda la zona, entre ellos los "balcones de Madrid", desde los que se puede apreciar la espectacularidad de los cañones colgados sobre el vacío.

Miguel y Xoana se convirtieron en amantes de la Ribeira Sacra y emprendieron la labor de realizar grandes y coloristas pinturas impresas en muros y paredes, para plasmar el recuerdo de sus leyendas y los antiguos oficios a los que se dedicaron sus gentes durante generaciones.

La agricultura vinícola, denominada 'viticultura heroica', debido a que los viñedos se cultivan en las laderas de los acantilados de difícil acceso, donde peligrosamente se cosecha y recoge la uva, es uno de los oficios que ha caracterizado a esta zona.

Los vinos que se elaboran de estas vides se encuentran entre los cinco mejores de Galicia y han conseguido tener una calidad extraordinaria con denominación de origen y reconocimiento internacional.

En la Ribeira también hay trabajos como los de la alfarería o la cestería que se ejercen desde hace generaciones y que han llegado a formar parte de los temas que componen los murales de Xoana y Miguel.

Xoana y Miguel confiesan haberse sentido muy satisfechos por haber intentado transmitir el espíritu de la zona y de su gente y "nos gustó mucho, tanto por conocer los oficios como las leyendas de la Sacra", porque este espacio gallego está impregnado de leyendas mitológicas de seres que habitan en sus bosque y sus ríos.

"Son historias que se están perdiendo y que nos atraían mucho para crear imágenes", concluyó Xoana Almar.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD