11-05-2019 / 16:49 h EFE

El Delteco Gipuzkoa Basket se juega prácticamente la temporada en su desplazamiento a Fuenlabrada porque de no ganar descendería, salvo que consiga victorias con las que pocos cuentan ante Real Madrid o Barcelona en las dos últimas jornadas.

El calendario puede jugarle una mala pasada a un equipo vasco que se convirtió en el más en forma de la ACB en los dos últimos meses de competición, se escapó una jornada del descenso con su triunfo en Murcia y retornó al mismo días después porque la parte final de competición le enfrenta a los tres mejores de la ACB y cayó el jueves ante Baskonia.

El equipo que entrena Sergio Valdeolmillos tiene, a pesar de todo, motivos para ilusionarse si los nervios no le traicionan porque lleva haciendo un baloncesto de alto nivel de forma sostenida, ante grandes rivales y en cualquier cancha.

Las opciones de éxito de los guipuzcoanos dependerán en buena parte de la actuación que tengan sus mejores hombres, un tanto oscurecidos en el encuentro contra los baskonistas, como el base Dani Pérez, el americano Nevells, o el georgiano Burjanadze que deben apoyar el buen momento del tirador Nick Zeisloft.

Los antecedentes no conceden, además, excesivos motivos para la esperanza de un GBC que ha ganado sólo dos veces en diez visitas a la cancha madrileña, la última en diciembre de 2014.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD