09-05-2019 / 20:50 h EFE

a York, 9 may (EFECOM).- La mayor asociación de empresas minoristas de Estados Unidos criticó este jueves la subida de aranceles que planea imponer este viernes la Casa Blanca a productos chinos y repitió que elevará los costes del sector, los precios al consumidor y además destruirá trabajos en el país.

La Federación Nacional del Comercio Minorista (NRF) aseguró en un comunicado que los incrementos en tarifas "supondrán costes más altos para los negocios estadounidenses, precios más altos para los consumidores estadounidenses y trabajos perdidos para muchos trabajadores estadounidenses".

Por eso, su vicepresidente para Cadenas de Suministro y Políticas Aduaneras, Jonathan Gold, instó al Gobierno de Donald Trump a "centrarse en un acuerdo comercial", expresó su esperanza de que se encaucen las negociaciones y lamentó que se menoscabe el progreso "con más rifirrafes que solo perjudican a los estadounidenses".

La NRF remitió además a su informe publicado hoy junto a la firma Hackett sobre la situación global de los puertos, según el cual la perspectiva de la subida arancelaria, sumada a un incremento en las ventas minoristas, hace esperar que estos lugares de intercambio de mercancías tengan "niveles inusualmente altos" hasta el verano.

"Buena parte de ello se debe a la demanda de los consumidores, pero es probable que los minoristas vuelvan a abastecerse de mercancías antes de que nuevas tarifas entren en vigor", señaló Gold.

De acuerdo a la asociación, que es la más grande del mundo, el año pasado hubo "prisas para traer mercancía" a EE.UU. que aminoraron una vez el Gobierno de Trump pospuso la subida de enero a marzo, y después indefinidamente, entre progresos en las negociaciones comerciales.

"Pero Trump dijo esta semana que las tarifas del 10 % en productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares subirán al 25 % el viernes, y que planea imponer nuevas tarifas del 25 % en la mayoría de bienes chinos que quedan en una fecha no especificada", recordó la NRF.

De acuerdo al informe, llamado Global Port Tracker, en 2018 las importaciones a EE.UU. alcanzaron un récord de 21,8 millones de TEU (unidad equivalente a veinte pies, la medida estándar de volumen para los contenedores), lo que supone un incremento del 6,2 % respecto a 2017.

Para el primer semestre de 2019 las organizaciones estiman que las importaciones aumentarán un 3,9 % interanual, hasta 10,7 millones de TEU.

El fundador de Hackett, Ben Hackett, citado en la nota, indicó que el consumo se enfrenta a "potenciales aumentos de tarifas en las importaciones chinas si los tuits del presidente Trump sirven para algo", y expresó su esperanza de que "sea una simple táctica negociadora que acabe agotándose".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD