09-05-2019 / 19:09 h EFE

Cuatro personas declararán mañana ante el Juzgado como investigadas, entre ellas una hija del dueño del Grupo funerario El Salvador, dentro de las diligencias abiertas por la supuesta reventa de féretros comprados por clientes de la funeraria, cambiados por otros más baratos antes de la incineración.

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid, que se ocupa del caso, ha citado para declarar tanto a investigados como a testigos, que irán compareciendo durante los viernes de mayo, junio y parte de julio, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

La investigación se centra en la supuesta autoría de una estafa, que en principio puede afectar a 6.000 personas, cometida al cambiar ataúdes que habían adquirido allegados de los fallecidos por otros de un valor inferior antes de la cremación, con el fin de revenderlos posteriormente.

La operación policial denominada Ignis, que se conoció a finales de enero, se centró en delitos económicos que posiblemente pudieron llevarse a cabo de forma continuada entre 1995 y 2015.

Además del dueño del Grupo funerario -que permanece en prisión- y dos de sus hijos, la Policía detuvo a otras trece personas -puestas en libertad tras prestar declaración- en una primera fase de la operación policial.

La Policía sumó posteriormente otra decena de arrestos el pasado 21 de febrero, en estos casos extrabajadores del Grupo empresarial, que también fueron puestos en libertad tras haber pasado a disposición judicial.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2020
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD