07-05-2019 / 20:49 h EFE

El cardenal arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, ha afirmado que la Iglesia colaborará con la Comisión para prevenir y reparar los abusos sexuales a menores por parte de la Iglesia Católica impulsada por el Síndic de Greuges, pero cree que debería ir destinada a "todas las víctimas" y no sólo a las de la Iglesia.

En una comparecencia ante los medios, Omella ha declarado que esta "sorprendido" con el enfoque de la Comisión porque "debería ser un instrumento que ayudara a todas la víctimas y no sólo a las de la Iglesia Católica" ya que el Síndic es el defensor de "todo el pueblo".

El síndic, Rafael Ribó, ha anunciado hoy que la creación de la 'Comisión para la prevención y reparación de los abusos sexuales de menores por representantes de la Iglesia Católica' es una respuesta al "creciente número de casos de abusos, prescritos y no prescritos, denunciados públicamente en Cataluña los últimos meses" y que afectan a diversas ordenes religiosas, como la abadía de Montserrat.

El cardenal Omella, que durante los últimos meses ha mantenido diferentes reuniones con Ribó, ha remarcado que siempre ha mostrado su voluntad de colaborar para "erradicar esta lacra que afecta a toda la sociedad" y su disposición con todas las iniciativas que afronten los abusos "de una forma global".

El Arzobispado de Barcelona ha resaltado que en los casos donde se ha de establecer comunicación con las autoridades judiciales competentes, que garantizan la aplicación del estado de derecho, "existen protocolos muy estrictos establecidos por la Santa Sede que ya hace años que funcionan".

"Estas directrices obligan a poner en conocimiento de las autoridades judiciales cualquier denuncia que llegue a un tribunal eclesiástico que comporte un delito", añaden.

El arzobispo, que ha recordado que la investigación de delitos es una función que corresponde a los tribunales de jurisdicción penal, ha señalado que el Síndic "hace una labor encomiable de vigilancia de la actuación de la administración pública en Cataluña, que está obligada a responder".

"El ámbito de la educación es uno de ellos, y todos los actores que lo forman están bajo la vigilancia del síndico, ante el que debe responder la Conselleria de Enseñanza", ha puntualizado.

En este sentido, Omella ha resaltado que "el culto religioso es un ámbito ausente de las competencias de supervisión de la Sindicatura, delimitadas por el artículo 78.1 del Estatuto de Autonomía".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD