07-05-2019 / 20:10 h EFE

David Ferrer, que comenzó el Mutua Madrid Open con victoria, recordó que Juan Carlos Ferrero le dejó un legado y que él quiere hacer lo mismo con Roberto Bautista, a quien venció en tres sets prolongando su adiós definitivo.

"La derrota me duele mucho por él, es un buen amigo, entrenamos juntos y nos une una relación cercana, pero es un partido más de tenis y no hay que darle más importancia", dijo Ferrer. "Juan Carlos Ferrero me dejó un gran legado y espero que yo lo haya sido para él", confesó.

Ferrer, que en la siguiente ronda se medirá con el vigente campeón del torneo, el alemán Alexander Zverev, quiere "dejar las emociones a un lado y ser competitivo" en el que podría ser el último partido de su carrera profesional.

El de Javea sabe que ya ha ganado a Zverev este año en Miami, pero con su decisión de retirarse tras el torneo de Madrid, también sabe que cualquier encuentro puede ser el último.

"Ganar el siguiente partido es un reto muy complicado, pero no lo pienso. Voy a intentar disfrutar cada sensación que tenga. Pienso jugar un partido más y dejar las emociones a un lado para ser competitivo porque me siento muy orgulloso", apuntó.

En el segundo set, Ferrer tuvo que ser atendido en pista por unos problemas en la cadera y en el cuádriceps izquierdo, que hicieron temer por su retirada, pero "Ferru" aseguró que se encuentra "bien".

"Me he deshidratado y he sufrido mucho. No es nada importante. Con descanso pasará todo. Estuve varios días en cama y creo que me costó aguantar físicamente. Sabía que con tratamiento e hidratándome un poco más podría sacarlo. Tenía fe en mí", dijo Ferrer, en conferencia de prensa.

"Mi claro objetivo era jugar un buen tenis y estar concentrado hasta el último punto. Cuando acabe el torneo vendrán las emociones, pensaré en los momentos buenos y en las tardes y noches que no volveré a disfrutar. Ahora las aprovecho al máximo", señaló.

Para "Ferru" está semana está siendo "todo diferente". "Hoy he intentado que fuera un día más, porque eso es lo que me hace jugar bien y tener concentración, aunque de inicio estaba más nervioso de lo normal porque venía gente de Jávea a verme y estaban pendiente de mi", señaló.

"Estos días he tenido muchos actos y no la he podido afrontar como una semana normal. En el partido con Roberto Bautista, por ejemplo, hemos jugado los dos nerviosos. Yo por hacerlo bien y Roberto porque jugaba conmigo", comentó.

Por último, Ferrer declaró que del torneo se marchará con muchos recuerdos, como la foto que se hicieron muchos tenistas con él hace unos días o el "reconocimiento que algunos compañeros, pese a no tener mucho trato con ellos", le han brindado.

"Me siento muy feliz", dijo Ferrer, que no sueño con ningún partido ni rival en concreto para su despedida.

"No sueño con nada, sueño con descansar y mañana intentar hacer un buen partido", finalizó.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD