06-05-2019 / 16:40 h EFE

El Ayuntamiento de Bilbao aprobará en una sesión plenaria que podría tener lugar el 6 de junio la Cuenta General correspondiente a 2018, en la que se refleja que el Consistorio "no tiene deudas" y que cerró el ejercicio sin ninguna operación de préstamo pendiente.

La Cuenta General refleja 5,9 millones de euros de saldo pendiente por los avales para la sociedad Bilbao Ría 2.000, que se esperan cancelar este año; recoge el compromiso de aportar 35 millones de euros para el soterramiento de la línea férrea en Zorroza; y cuantifica en 10,2 millones el "riesgo" para el Ayuntamiento por los procedimientos judiciales que tiene abiertos.

Estos datos han sido proporcionados esta mañana en una comisión del Ayuntamiento por el interventor municipal, Jesús Albóniga, quien ha explicado que la Cuenta General será sometida ahora a un período de exposición pública de 15 días, para la presentación de posibles reclamaciones, y que podría ser aprobada por el pleno municipal "hacia el 6 de junio", antes de la toma de posesión de los nuevos corporativos que sean elegidos en los comicios del próximo 26M.

Ha indicado que la Cuenta General debe reflejar la "imagen fiel" del patrimonio, la situación financiera y la ejecución presupuestaria, lo que constituye un acto "esencial" para que el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas pueda llevar a cabo su labor de fiscalización.

El interventor ha recordado que el pleno municipal de febrero conoció el cierre presupuestario de 2018, ejercicio que el Ayuntamiento acabó con un superávit de 26,2 millones de euros y un remanente de tesorería de 90 millones de euros, 24 más que el año anterior.

La Cuenta General de 2018 recoge que el Consistorio terminó el año sin deudas y que no contrató ese año ninguna línea de crédito. Los organismos autónomos y las entidades públicas empresariales dependientes del Ayuntamiento de Bilbao tampoco tienen pendientes operaciones de deuda del pasado año.

Albóniga ha precisado que las cuentas sí recogen 5,9 millones de euros correspondientes a los avales que respaldó el Consistorio para hacer frente a la deuda de la sociedad interinstitucional Bilbao Ría 2.000, aunque esa deuda se espera cancelar el presente año.

En la Cuenta General se recoge el convenio firmado con Fomento y Adif para el soterramiento y supresión de los dos pasos a nivel de la línea de Feve en el barrio de Zorroza, un proyecto que será sufragado a medias con la Administración central y que Bilbao se ha comprometido a sufragar con 35 millones de euros.

En el capítulo de "pasivos contingentes", las cuentas exponen que el "riesgo" para el Consistorio por los procesos judiciales que tiene abiertos podría alcanzar 10,2 millones de euros "teniendo en cuenta las pretensiones de los demandantes".

La Cuenta General de Bilbao correspondiente a 2018 expone también la situación con el previsto relleno de una parte de la ría junto a la isla de Zorrotzaurre, lo que podría suponerle al Ayuntamiento un desembolso de 25 millones de euros, aunque aún se ignora si ello podría llegar a suceder.

La Autoridad Portuaria de Bilbao ejecutará la obra de los rellenos y luego enajenará el terreno resultante, en el que se harán edificaciones. Si no se logra la enajenación, el Ayuntamiento adquirirá ese suelo, que tendrá un precio estimado de 25 millones de euros.

El interventor municipal ha explicado que aún se desconoce si el Ayuntamiento se verá obligado a comprar ese terreno, aunque ha puntualizado que en todo caso no habrá pérdidas, pues el aprovechamiento urbanístico de ese suelo está calculado en 34,6 millones de euros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD