05-05-2019 / 21:59 h EFE

La Fiscalía de Sudán anunció hoy que ha interrogado por primera vez al expresidente Omar al Bashir, derrocado el pasado 11 de abril, que está acusado de blanqueo de dinero y tráfico de divisas, después de que fueran encontrados millones de euros y dólares en su residencia de Jartum.

Al Bashir, quien estuvo en el poder treinta años hasta que fue depuesto por el Ejército, es investigado por violar la ley de tráfico de divisas y la de blanqueo de dinero, informó la agencia de noticias estatal sudanesa, SUNA.

El pasado día 2, la Fiscalía general ordenó interrogar a Al Bashir en el marco de una investigación penal, después de que las autoridades sudanesas encontraran en su domicilio más de 7.000.000 de euros y 351.000 dólares en efectivo, repartidos en bolsas de plástico.

Por otra parte, el fiscal general, Al Walid Sayed Ahmed Mahmud, ordenó que los casos de muerte de manifestantes desde el inicio de las protestas antigubernamentales en Sudán el pasado 19 de diciembre hasta la actualidad sean considerados "homicidio premeditado".

Las manifestaciones se desataron a finales del año pasado por la carestía y la inflación, pero pronto se tornaron en contra de Al Bashir que, tras casi cuatro meses de movilizaciones callejeras, fue apartado del poder y arrestado por los militares.

Días después, fue trasladado a la prisión de Kobar, según indicó la junta militar que gobierna actualmente el país, aunque los militares no han difundido imágenes que prueben el arresto del expresidente.

La oposición exige más transparencia respecto a las condiciones en las que se encuentra Al Bashir, así como que sea juzgado por la represión violenta de las protestas y otros crímenes cometidos durante sus años al frente de Sudán.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD