05-05-2019 / 10:39 h EFE

Priscila Borja lleva más de media vida jugando en la Primera División femenina de fútbol. Debutó en la máxima categoría de la mano del Híspalis, cuando contaba 15 años. Con 34 es una jugadora fundamental para el Real Betis Féminas, decisiva por sus goles y asistencias.

Por su ascendencia en el equipo, en las últimas semanas ha cobrado peso la idea de seguir al menos "un año más" y posponer la retirada. En una entrevista con la Agencia EFE, la delantera de Alcalá de Guadaíra muestra su deseo de continuar en activo, valora la evolución del fútbol femenino y critica el bloqueo en la negociación del primer convenio colectivo así como el nuevo modelo de competición que propone la Real Federación Española de Fútbol.

- Pregunta (P): Pocas jugadoras cuentan 19 temporadas en Primera División y todavía son menos las que pueden mejorar sus números. ¿Cómo se ha sentido este curso?

- Respuesta (R): Me he sentido físicamente y en cuanto a goles superbien. Es verdad que la segunda vuelta debido al bajón general del equipo no he tenido las ocasiones oportunas para seguir aumentando la cuenta goleadora, pero estoy supercontenta.

He ayudado al equipo en todo lo que podía y estoy feliz por cómo me he sentido. Me he sentido bien y con mis goles (15) y asistencias (7) he podido ayudar bastante al equipo. A nivel colectivo también estoy contenta, el equipo ha seguido creciendo.

- P: Públicamente María Pry y Bea Parra han reconocido su importancia para el equipo. ¿Han notado demasiado su ausencia?

- R: Yo creo que no hay nadie indispensable. El equipo está ante todo. Puede ser que quizás por la experiencia o por mi carácter han podido echar de menos una jugadora así cuando yo no he jugado, pero cualquiera de las que estamos en el equipo puede hacer mi trabajo o incluso mejorarlo. El equipo sigue adelante juegue quien juegue. Si no estoy en el campo intento aportar lo que puedo desde la grada.

- P: Pensaba retirarse esta temporada. ¿Mantiene esa decisión o está abierta a su continuidad?

- R: Creo que voy a seguir jugando. Todavía no lo tengo claro porque soy una persona superindecisa. Cuando una decisión me cuesta trabajo me doy mil vueltas. No iba a seguir jugando, pero el resultado es muy bueno y me da mucha pena dejar el fútbol en este estado de forma. Quizás sí plantee seguir un año más.

Cuando llegué al Betis decidí jugar dos años más y luego retirarme y pensar en un futuro que no fuera deportivo. Al final, las cosas personales las he aparcado para centrarme en lo deportivo. Es difícil dejar algo que ha sido tu vida.

Yo he vivido para el fútbol. Igual me planteo jugar un año más y después dejarlo definitivamente, creo.

- P: ¿Seguirá en el Betis?

- R: En principio, sí. Termino contrato y tendría que renovarlo. Aún no sé nada porque no sabía qué iba a hacer: si iba a seguir jugando o no. Ahora valoraré dónde, pero sí voy a seguir un año más.

- P: ¿El fútbol le ha cambiado en estos 19 años?

- R: Yo no he madurado en exceso pero sí que he cambiado mucho. Empecé jugando con 15 años en el Híspalis y fui viendo muchas cosas, muchos entrenadores, muchas compañeras... En ese tiempo vas perfilándote como jugadora y como persona. Al final, la esencia es la misma pero sí cambias, maduras y controlas tus impulsos. La competitividad y el carácter lo tenía y lo sigo teniendo, eso sí.

- P: ¿Qué esperaba de usted misma con 15 años?

- R: Como deportista mi sueño siempre ha sido llegar a lo máximo. De pequeña siempre decía que mi objetivo era jugar en la selección absoluta. Eso era lo máximo. Entonces no cobrábamos y yo no veía que podía ganar dinero con este deporte así que aspiraba a conseguir resultados deportivos. Ese sueño lo he cumplido y estoy orgullosa.

- P: ¿Antes era más difícil ser futbolista?

- R: Era difícil y lo sigue siendo. Hay pocas jugadoras en España que consiguen hacer una profesión de este deporte. El resto, por mucho que queramos, seguimos siendo amateurs, no cobramos como profesionales y nuestros medios no son profesionales. Nos cuesta mucho ser profesionales, sobre todo, en los equipos humildes.

Por ejemplo, viajamos en autobús a Valencia y eso las piernas lo notan. En otros tiempos sí que era impensable cobrar algo del fútbol. Ahora cobramos algo pero de ahí a ser profesionales... Muy pocas lo consiguen.

- P: ¿Siempre ha tenido que compatibilizar el fútbol con otro trabajo?

- R: Actualmente, no; y el último año en el Atlético de Madrid tampoco, pero los anteriores sí que he trabajado. Ahora estoy estudiando (oposita para policía) porque quiero. Actualmente puedo vivir del fútbol como si fuera un trabajo cualquiera, pero tengo compañeras que sí siguen trabajando. De hecho, veo complicado que todos los equipos tengan a sus jugadoras sin la necesidad de trabajar. Sería un gran paso para nuestro rendimiento.

Cuando trabajas, llegas al entrenamiento cansada y las condiciones no son las mismas. Ojalá llegue un momento en que mis compañeras no tengan que trabajar y se puedan dedicar plenamente a este deporte y sacar todo el rendimiento en base a ello.

Este año, por ejemplo, ha sido el primero en que en el Betis entrenamos por la mañana y eso se agradece. Llegas con las pilas cargadas al entrenamiento. El año pasado entrenábamos a las 19:30 o 20:00 y era muy diferente. Cuando llegabas a entrenar, las pilas estaban ya descargadas. Eso influye en el entrenamiento.

- P: ¿Jugó al fútbol sin contrato o con contratos que no la reconocían como futbolista?

- R: Yo tenía un contrato que no era válido, meras palabras. Decía que jugaba, pero era ambiguo. Decía solo que pertenecía al club pero nada más.

- P: El convenio colectivo debería regular el vínculo entre las jugadoras y los clubes. ¿Lo descarta para esta temporada?

- R: Está complicado. Tengo información por parte de todos y está bastante congelado el tema del convenio. Las compañeras queremos que la parcialidad no sea libre porque al final si pones un salario mínimo "x" pero en base a un contrato de 2 horas al día, el salario es nada. Queremos una parcialidad. Si es libre, vamos a seguir cobrando lo mismo, cotizando horas que quizás no sean las suficientes. Los clubes no quieren contar lo que hay.

Si no nos cuentan los viajes, entonces no nos pueden contratar 10 horas a la semana. No entrenamos 10 horas tampoco. Yo cuando entreno voy mucho antes: haces trabajo preventivo, gimnasio y tratamiento.

No trabajamos 2 horas al día. Nos cuidamos, tenemos citas médicas y eso es parte de nuestro trabajo. Cuando jugamos fuera estamos 30 o 40 horas fuera de casa, por trabajo. Ahí tenemos que intentar llegar a un acuerdo.

- P: ¿Qué la parece el nuevo modelo de competición que propone la federación?

- R: Tuvimos la reunión con la RFEF y no nos explicaron mucho las cosas. Yo soy un poco reacia y así lo mostré porque siempre que la federación ha cambiado algo siempre ha sido a peor. El modelo de la federación nunca ha favorecido al fútbol femenino.

No creo mucho en que la federación sea capaz de mejorar lo que los clubes han ido mejorando. Mi opinión es que es mejor dejar las cosas como están e ir creciendo poco a poco, como viene pasando desde 2015 gracias a los clubes. Son los que han potenciado este deporte con la ayuda de LaLiga.

La federación poco ha hecho por la promoción de este deporte o por la retransmisión de los partidos. No entiendo que ahora propongan una nueva liga de manera improvisada y sin contar con los clubes, que son los que tienen la experiencia en este deporte. Creo que se tienen que poner de acuerdo con los clubes que tienen más experiencia en la gestión para llevarlo a cabo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD