01-05-2019 / 11:40 h EFE

La pastoral obrera de Cataluña y Baleares, que agrupa a movimientos obreros cristianos y entidades de la Iglesia, ha denunciado este miércoles que sigue aumentando la desigualdad, la precariedad y la pobreza crónica y que "los ricos cada vez son más ricos y los obreros más desorganizados".

En su tradicional manifiesto con motivo del Primero de Mayo, la pastoral obrera lamenta que "muchos derechos, que llevamos siglos defendiendo, se están perdiendo. Cada vez hay más víctimas de este sistema de clases, donde los ricos cada vez lo son más y la clase obrera deja de estar organizada, perdiendo más derechos día a día".

También denuncia que "la desigualdad, la precariedad y la pobreza crónica crecen, poniendo en peligro la subsistencia de las personas haciéndolas caer en un pozo del que es muy difícil salir".

En este sentido, destaca que en Cataluña hay 1.152.700 personas que viven en riesgo de pobreza y que en la última década ha aumentado en un 47 % el número de hogares catalanes donde no entran ingresos de carácter laboral.

También señala el manifiesto que entre los años 2013 y 2017 creció un 17 % el número de personas en riesgo de exclusión social, a pesar de tener trabajo.

Bajo el título de "No somos mercancías en manos de políticos y banqueros", el manifiesto recuerda que el 15 de mayo de 2011, ante la grave crisis social, política y económica en España, surgió el movimiento 15M, el movimiento de los indignados.

"La ciudadanía tomo las plazas para protestar ante la corrupción y la falta de democracia. Actualmente, aunque el espíritu de esta protesta no se ha conseguido plenamente, el 15M está siendo precursor de una manera nueva de hacer política y de diversos movimientos sociales", advierte.

El manifiesto denuncia que "trabajar, percibir subsidio de desempleo o pensión, hoy por hoy, no garantiza una vida mínimamente digna. Buena parte de las familias viven al límite, sin que puedan cubrir las necesidades básicas".

En este apartado, critica la desmesura de los precios de la vivienda, tanto de propiedad como de alquiler, y la especulación y alerta de que "estamos cerca a reeditar la tristemente conocida como burbuja inmobiliaria".

La pastoral obrera se queja también de que "la mayor parte de las prestaciones, pensiones y subsidios son insuficientes, y los trámites para acceder son confusos y tediosos. La Renta Básica de Ciudadanía no se ha implementado plenamente y tampoco hay total transparencia en la aplicación de la ley".

"La regresión del estado del bienestar ha sido una de las huellas más importantes que ha dejado la crisis. Los derechos alcanzados en el pasado por las personas trabajadoras que nos han precedido se han recortado dramáticamente en pocos años", recalca el manifiesto.

Los movimientos cristianos acusan al "sistema capitalista" de dictar "las políticas que propician la máxima ganancia de las grandes empresas y multinacionales, y desprecian a trabajadoras y trabajadores que sólo pueden llegar a percibir unas prestaciones económicas que son las migajas de una sociedad que genera bienes y riqueza".

También critica que "las administraciones públicas están al servicio de estos grandes poderes económicos y no están aplicando políticas de redistribución de la riqueza, contra el fraude fiscal y de reducción y contención del precio de los alquileres de las viviendas".

La pastoral reclama "que se emprenda una verdadera reforma fiscal, la derogación de las reformas laborales y un debate profundo sobre el Sistema Público de Pensiones de la Seguridad Social, que contemple su vinculación a los derechos sociales".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD