29-04-2019 / 14:19 h EFE

Los fotógrafos Gabriel Cualladó (Masanasa -Valencia-, 1925) y Francisco Gómez (Pamplona, 1918), se conocieron en la Real Sociedad Fotográfica de Madrid donde se hicieron íntimos, relación que se puede observar ahora en la exposición "Inseparables" que ha inaugurado este lunes el Museo Patio Herriano de Valladolid.

"Inseparables" ha unido a estos dos fotógrafos que quedaban los domingos y se iban de excursión a tomar instantáneas y que incluso posaban el uno para el otro, como se puede ver en una de las fotografías que Gómez sacó a Cualladó vestido dominicalmente, ha explicado el hijo de Cualladó, Gabriel Cualladó, en la presentación.

Las más de cien fotografías en blanco y negro que cuelgan de las paredes del Museo Patio Herreriano han sido rescatadas de la colección de la "Fundación Foto Colectania" que ha querido reconocer el trabajo de los artistas y darles a conocer al público más joven, ha explicado el presidente de la fundación y comisario de la exposción, Pepe Font de Mora.

Durante la década de los sesenta Gabriel Cualladó y Francisco Gómez tomaron un gran protagonismo en los grupos donde se integraron, como "La Palangana" o "AFAL", asociaciones de fotógrafos que querían renovar la fotografía estancada tras la Guerra Civil española.

Cualladó destacó por sus retratos, y en especial los realizados a niños, fotografía que está calificada de intimista, puesto que sus modelos eran personas de su entorno -como lo llegaron a ser sus hijos- lo que le permitía empatizar con ellos, ha explicado Font de Mora.

Por su parte, Francisco Gómez, conocido en el gremio como Paco Gómez, resaltó por sus fotografías de interiores y de figuras arquitectónicas, ya que era capaz de sacar una "foto poética" de una tubería o de una fachada cochambrosa de una casa, ha añadido Font de Mora.

La exposición ha sido distribuida, según el comisario, de tal manera que el visitante pueda conocer las distintas corrientes artísticas de los dos amigos fotógrafos a medida que va avanzando.

Su relación fue tan estrecha que para la comunión de la hija de Francisco Gómez, fue Cualladó quien le hizo las fotos, ya que era la especialidad del valenciano.

Otra anécdota que han relatado durante la presentación contaba que la relación entre los fotógrafos era tan buena que tenían un "pacto implícito" por el que llegaron a cederse el derecho sobre alguna toma cuando coincidían en el mismo lugar.

La colección de fotografías "Inseparables" estará hasta el 16 de junio en las Salas 1 y 2 del museo que muestra el trabajo realizado por Cualladó, quien fue Premio Nacional de Fotografía en 1994, y su cómplice Gómez.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD