29-04-2019 / 14:00 h EFE

El director del Ballet Contemporáneo de Burgos, Alberto Estébanez, ha pedido la protección de la danza a través de una ley que la inmunice de los cambios políticos que periódicamente se sucedan en los gobiernos e instituciones nacionales, autonómicos y municipales.

Los bailarines "tienen que irse fuera de España" a pesar de su nivel, lo cual pone de manifiesto que la danza "no se ha protegido", ha declarado Estébanez este lunes a Efe, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Danza que se celebra cada 29 de abril desde 1982.

"Hace falta una ley para protegerla y que no esté al devenir de los cambios políticos", ha manifestado antes de añadir otra reivindicación sobre una disciplina hasta ahora encuadrada dentro del Ministerio de Educación.

Los planes de estudio "deberían hacerse desde el Ministerio de Cultura puesto que son los que están en contacto con la calle, y los que conocen en qué situación se encuentra la danza y qué especialidades demandan más trabajo", ha argumentado.

El Día Internacional de la Danza pretende concienciar sobre el papel de esta modalidad para “romper barreras y tener un lenguaje común”, ha comentado el director del Ballet Contemporáneo de Burgos.

Es un día que adquiere un carácter internacional y en el que, como indica el coreógrafo, "en cualquier lugar del mundo, en la calle, habrá un bailarín reivindicando".

En Burgos se celebró por primera vez en 1985 con una acogida muy distinta a la que hay en la actualidad, ya que "no se entendía la danza más allá del folclore", pero Castilla y León "ha cambiado mucho" pues es una comunidad “más integradora, en la que la gente puede manifestarse bailando”.

España es un país "de creadores y reconocido nivel internacional", pues cuenta con un tipo de danza académica que se estudia en todo el mundo, la española, junto al ballet y el contemporáneo, ha agregado.

"En España tenemos gente muy buena pero se necesita gente que quiera trabajar", ha explicado Estébanez, quien espera iniciativas que sirvan para dar a conocer a los bailarines como la creación de premios, el intercambio de coreografías o de estrenos nacionales.

En ese sentido, ha afirmado que "falta iniciativa", aunque ha admitido que "es difícil ser empresario en danza”, tan sólo dos en Castilla y León: Hojarasca y el Ballet Contemporáneo de Burgos.

Para Estébanez, es importante que todo el mundo sea participe de la danza y no se tenga solo como algo de profesionales, lo cual exige a su juicio "escenarios muy grandes y patios de butacas muy pequeños" para que las compañías trabajen a diario y la danza "se sienta a flor de piel".

Otra de las opciones que baraja es la "devolver la danza a la calle", ya que en caso contrario "cada vez habrá menos en los teatros".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD