27-04-2019 / 14:20 h EFE

La Comunidad de Madrid permite oficialmente la suelta controlada de trucha arcoíris previa autorización administrativa en determinados lugares de la región como el coto del embalse de la Jarosa, en Guadarrama, o el de Navalmedio, en Cercedilla.

Deben ser ejemplares criados en cautividad, procedentes de cultivos monosexo y sometidos a tratamientos de esterilidad para evitar el establecimiento de poblaciones.

Así consta en una resolución de la Dirección General del Medio Ambiente y Sostenibilidad que ha sido publicada este viernes en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM).

En la Comunidad de Madrid existen en la actualidad 22 tramos acotados o cotos de pesca donde el ejercicio de esta actividad se desarrolla con fines exclusivamente recreativos.

A partir de ahora, la suelta controlada de la trucha arcoíris (una especie exótica invasora originaria de Norteamérica) estará permitida en al menos seis de estos cotos previa autorización administrativa.

La Comunidad ha decidido conceder oficialmente estos permisos en respuesta a las solicitudes de pescadores residentes en varios términos municipales y tras resolver que no supondrá una "afección" al ecosistema.

Al respecto, la Comunidad ha señalado que previamente ha habido sueltas de trucha arcoíris permitidas por la administración que no provocaron poblaciones establecidas "a pesar del alto número de ejemplares" introducidos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD