25-04-2019 / 19:19 h EFE

El chileno Nicolás Jarry aseguró, tras derrotar (2-6, 6-4 y 7-6) al búlgaro Grigor Dimitrov, décimo tercer cabeza de serie del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, que le gustaría "formar parte de la historia de este torneo".

Jarry es nieto de Jaime Fillol, uno de los grandes tenistas chilenos de los 70 y que también llegó a disputar el Godó. "Él estuvo jugando acá y fue quien, de chico, me llevó a un par de Grand Slams e hizo que el bichito del tenis se me fuera metiendo dentro de las células. Siempre me está apoyando", desveló.

Gracias a su abuelo conoce el prestigio del abierto barcelonés, que cumple su 67ª edición: "Es torneo con mucha historia, un torneo realmente bonito que querría jugar siempre. Tiene unas instalaciones increíbles y una historia detrás que motiva. Me gustaría llegar algún día a ser parte de ella".

Nico Jarry es el primer chileno en llegar a los cuartos de final en Barcelona en los últimos diez años. El último fue Fernando González, que en 2009 arribó a semis, donde perdió con el español David Ferrer. Jarry es, además, el primero que lo consigue como jugador repescado de la frase previa.

Entró en el cuadro grande por la lesión del coreano Hyeon Chung -"todo pasa por algo", aseguró- y ha dejado por el camino al español Marcel Granollers, al número 3 del ránking mundial, el alemán Alexander Zverev y hoy a otro ex 'top-ten' como Dimitrov.

Lleva disputados cinco partidos -contando los dos de la fase previa- todos ellos en tres sets pero, a sus 23 años, asegura estar físicamente preparador para seguir encadenando triunfos en la tierra de Barcelona.

"Cada partido estoy jugando mejor y empezar así esta gira en polvo de ladrillo, después de que el año pasado perdí aquí en primera ronda, me deja tranquilo. Me siento bien, tengo un poquito de molestias en el brazo derecho, pero en mí es normal. Estoy aguantando bien partidos durísimos física y emocionalmente", destacó orgulloso.

Ante Grigor Dimitrov, logró remontar el encuentro y llevarlo a un desempate en el tercer set que encaró "con energía y ganas de luchar al máximo", lo que demuestra que, "descansando bien", todavía tiene cuerda para rato en el abierto barcelonés.

"Cada vez queda menos y hay que pisar el acelerador. Manteniendo mi estilo de ataque, eso sí, porque sé que el cuerpo me va a aguantar", concluyó Jarry, quien mañana se enfrentará al ruso Daniil Medvedev, séptimo favorito, buscando una plaza en la penúltima ronda que igualaría la marca de Fernando González.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD