24-04-2019 / 20:40 h EFE

En el cerebro existe un circuito cerebral responsable de que sigamos comiendo aunque ya no tengamos hambre y nuestras necesidades energticas estn cubiertas, por lo que pude ser un nuevo objetivo para los tratamientos "contra la obesidad y los atracones".

Los responsables de identificar dicho circuito es un grupo de cientficos de la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU.) que han publicado hoy su hallazgo en la revista especializada Neuron.

"Este circuito parece ser la forma en la que el cerebro te dice que si algo sabe realmente bien, entonces vale la pena el precio que pagues por obtenerlo, as que no te detengas", ilustr el autor principal del estudio, Thomas Kash.

En experimentos de laboratorio, el equipo de Kash hall una red especfica de comunicacin celular que emana de la regin del cerebro que procesa las emociones, motivando a ratones a seguir comiendo alimentos sabrosos aunque sus necesidades energticas bsicas estaban satisfechas.

La existencia de este circuito cerebral en mamferos podra ayudar a explicar por qu los humanos a menudo comen de ms en un entorno moderno de comida "abundante y deliciosa", dicen los autores.

El circuito es un subproducto de la evolucin, cuando las comidas ricas en caloras eran escasas, por lo que nuestros cerebros fueron diseados para devorar tantas caloras como fuese posible porque nadie saba cundo vendra la prxima "sper comida".

Seguir ese instinto ahora, en un momento de abundancia, puede llevar a la obesidad, una enfermedad que afecta aproximadamente al 40 % de los adultos en Estados Unidos y que origina afecciones relacionadas, como la diabetes, enfermedades del corazn y cncer.

"Hay tanta comida rica en caloras disponible todo el tiempo ahora, y an no hemos perdido ese cableado que nos influye para que comamos la mayor cantidad de comida posible", apunt Kash.

Experimentos en los ltimos aos han sugerido que nuestro cableado para la alimentacin hednica involucra la nociceptina, una pequea protena que funciona como una molcula de sealizacin en el sistema nervioso de los mamferos.

Kash y sus colegas disearon ratones para que produjeran una molcula fluorescente junto a la nociceptina, iluminando las clulas que conducen los circuitos de la nociceptina.

Hay mltiples circuitos, pero Kash y sus colegas observaron que uno en particular se activ cuando los ratones tuvieron la oportunidad de consumir alimentos ricos en caloras.

Ese circuito se proyecta a diferentes partes del cerebro, incluidas las conocidas para regular la alimentacin, y comienza en la amgdala, la regin cerebral que procesa las emociones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD