24-04-2019 / 19:10 h EFE

Un testigo que declaró este miércoles en el juicio por el crimen de “A Esmorga”, en el que falleció un joven rumano tras una noche de fiesta, y que estuvo inicialmente investigado por esta causa y posteriormente puesto en libertad, ha declarado que escuchó como uno de los acusados, Óscar E.L. de 25 años, le confesó que “él mismo había tirado al joven embalse abajo y que Eduardo -el segundo encausado- estaba allí”.

Durante la vista oral que acoge la Audiencia Provincial de Ourense con tribunal de jurado, ha relatado que el otro acusado, Eduardo. también le contó que había dicho a Óscar “que le perdonase la vida a Alexandru y no le tirase al agua”.

Esta versión contradice a la ofrecida por Eduardo L.F., en el día de ayer y la ofrecida esta mañana por el propio Óscar, quien se aferró a que la muerte fue “un accidente”, negando el asesinato con alevosía.

El testigo, que estuvo con ellos aquella noche, ha negado que Alexandru W.B. hubiese iniciado la trifulca y que quisiese pegar a los otros dos acusados, con estos han sostenido, pese a reconocer que hubo un enfrentamiento “entre Alexandru W. B. y Óscar”, a raíz del cual “Óscar le enganchó la cabeza y le dio contra el suelo dejándole varias heridas”, ya que "le sangraba tanto la cabeza como los dientes”, tesis que mantiene la Fiscalía. Por su parte, el acusado, quien únicamente ha reconocido que forcejeó con la víctima, ha negado que hubiese arrojado al joven rumano al canal y ha apuntado a una “caída accidental”, aunque no fue capaz de explicar por qué aparecieron restos de ADN de Alexandru en la barandilla, a la que supuestamente se habría agarrado para no caerse.

“No sé cómo se cayó”, ha apuntado Óscar, quien ha asegurado que "en todo momento" trató de encontrar a Alexandru pero que finalmente se marchó al pensar “que salió por su propio pie del canal”.

De este modo, ha rechazado las acusaciones vertidas por Eduardo contra él y ha asegurado que fue éste “quien no quiso que contásemos nada” de lo ocurrido.

Por el contrario, el Ministerio Fiscal cuestiona la versión ofrecida y ha tratado de probar que no fue un accidente tras preguntar reiteradamente por qué no dieron aviso a la Guardia Civil o a los servicios de emergencias.

El juicio que continúa mañana contará la declaración de la mujer de Eduardo L.F., quien esa noche se despertó y se marchó de casa con sus hijos, tras discutir con su pareja, y el viernes, podría declarar la madre de la víctima.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD