23-04-2019 / 18:11 h EFE

Las dos mujeres que, según el fiscal, fueron víctimas de un secuestro en una casa de Vilagarcía de Arousa en noviembre de 2013, no han acudido al juicio celebrado este martes en Pontevedra contra dos hombres que, disfrazados de guardias civiles, las ataron en una nave industrial abandonada hasta que les entregaron dinero.

Ambas mujeres, la esposa del narcotraficante José Ramón Dorgambide, alias "El Panadero", y una empleada de hogar, deberían haber declarado hoy ante el tribunal pero las autoridades judiciales no consiguieron localizarlas para entregarles la citación.

El juicio se retomará mañana miércoles con la confianza de que la policía judicial pueda localizar a las dos presuntas víctimas de este secuestro.

Los dos acusados, según el fiscal, tras engañar a la dueña de la vivienda para que les dejara entrar, metieron a las dos mujeres en un Audi A6, les pusieron un pasamontañas en la cabeza y las llevaron a una nave industrial abandonada.

Ante la negativa de las mujeres a decirles dónde tenían dinero guardado, uno de los acusados puso una pistola en la cabeza a la dueña de la casa, le enseñó fotos de su hija amenazándola con descuartizarla y fingió estar dispuesto a cortarle los dedos de una mano con un cuchillo.

Tras varias horas retenidas, la esposa de José Ramón Dorgambide les reveló dónde tenía oculto dinero y joyas, lo que propició su liberación.

Los dos acusados, Manuel S.M. y Raúl J.R., han mantenido su inocencia y han asegurado que el día de los hechos ninguno de ellos estaba en Vilagarcía.

Ambos han explicado que sus únicas visitas a esta zona de Galicia fueron meses antes del presunto secuestro, uno de ellos "de fiesta" con una chica con la que consumió alcohol y drogas y el otro en una "despedida de soltero" de un compañero de trabajo.

Los abogados de la defensa pidieron la nulidad de las muestras de ADN que vinculan a los acusados con varias pruebas, entre ellas la nave abandonada, las bridas y la cinta americana con las que fueron maniatadas las mujeres o una colilla y un pasamontañas que fueron hallados en el exterior de la vivienda asaltada.

Estos letrados consideran que se rompió la cadena de custodia en el traslado de estos restos biológicos y que el ADN se obtuvo sin autorización del acusado ni de autoridad alguna.

La Fiscalía solicita trece años y nueve meses de prisión para uno de ellos y doce años de cárcel para el otro como autores de los delitos de detención ilegal, robo con intimidación y daños.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD